martes, 6 de agosto de 2013

Las ninfas siguen estando presentes...

Las ninfas te saludan hoy desde su lago ecuestre, rodeado de pegasos y caballos que trotan elegantemente, mecidos por el canto de los ángeles. Desde la calidez y la pureza de estas aguas, ellas te invitan a serenarte y perfumarte de paz. 

 
Safe Creative #1307135425890

El perfume que desprende la humildad y la sabiduría es el que debes desarrollar comprometiéndote de corazón. Los seres alados te seguirán soplando bajito al oído para que sigas transmitiendo su pureza y su conocimiento.

Desde las ondas del agua, las ondinas juegan con su vibración armónica y danzan con ella. La ligereza de los seres de luz les permite bailar con la mismísima luz pues todos vibran en unidad. 


En el lago ninfas y ondinas se funden con la capa vaporosa de la niebla al amanecer hasta que se levantan y se deshacen con los rayos del sol. Una caricia sublime irradia entonces el lugar, mientras es absorbida por la vegetación y por el reino animal. Sin embargo, tú también puedes percibirla y te nutres de ella. Esta caricia supone un alimento para tu alma y una prueba fehaciente de que el reino hadado existe en la Tierra pero sólo se manifiesta ante algunos. 

Este lugar paradisíaco te trae recuerdos del alma. Es como si ella se hallara presente en cada latido de este lago que te parece tan vivo que es como si hubieras respirado con él desde tu nacimiento. Podrías hundirte en él sin ningún peligro para ti pues sabes que ninfas y ondinas se encargarían de velar por ti pero por el mometo prefieres seguir observándolo desde tu papel de espectadora sin opinión o de guionista sin guión. De este modo, es el instante el que toma la palabra y el que te usa como un canal empoderado de una tremenda posición creadora.

El discurso de tu vida se va escribiendo sólo, tú sólo te limitas a transcribir las palabras impresas en tu alma y que deben salir a la luz. Encuentras perfección en tus compañeros de trabajo, de alma pues ellos destilan esa misma luz que circulaba en ellos en anteriores encarnaciones y que tú reconoces y compartes con ellos. Es una luz suave y limpia que a las hadas les encanta. El polvo de hadas congenia muy bien con esta luz y un juego hermoso se establece entre ellos. Se trata de una convergencia libre y armónica que seduce y aquieta.


  Imagen registrada en Safe Creative*
 

Los grillos y las ranas entonan su melodía campestre y eso te alegra y te acompaña este momento único que presencias.

 Imagen registrada en Safe Creative*

Safe Creative #1308065544118

Autora texto e ilustraciones: María Jesús Verdú Sacases

Texto e ilustraciones inscritos en el Registro de la Propiedad Intelectual
Técnica ilustraciones: Pastel

3 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Ese lago de ninfas y ondinas rodeado de nieblas,caricias que se reparten por doquier...nos trae recuerdos de la infancia, de esa infancia en que los sentidos vibran reconociendo olores,colores y sabores...Una maravilla compartir tus escritos llenos de magia,de sueños que permanecen en el tiempo y despiertan de nuevo en el corazón.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu cercanía y compartir tus bellas letras,amiga.
M.Jesús

Duarte dijo...

Grillos y ranas llenaban de sonidos aquellos campos de Quires, que además se veían inundados de colores aquella primavera, y que olores!... Me has trasladado a un pasado lejano que recuerdo con añoranza.
Me gusta mucho el patito, la rana también!
Abrazos de vida

Franziska dijo...

María Jesús Verdú y su mundo en el que la magia es más real que la fantasía o no sé si quise decir esto o que es más real lo fantastico que el mundo este que percibimos como realista.

Un abrazo, querida amiga.