viernes, 2 de diciembre de 2011

Las hadas y los elfos del río

Hoy vivo mi sueño particular en el lecho del río. El sueño de refrescarme en el agua, de recrearme en su sonido relajante y de agradecerle su función nutriente de la tierra y de los que la ocupan.


De pequeña, me encantaba bañarme en el río, arropada por el trino de los pájaros y por la brisa traviesa que soplaba entre las hojas de la vegetación y se escabullía, filtrándose en el agua. Podía sentirla entonces como un cosquilleo que me bajaba hacia los pies, mientras permanecía inmóbil dentro del río, agotada de zambullirme y chapotear sin parar.

Ahora me siento parte del río y aquí le pido a la vida que me ayude a fortalecer mi compromiso con la madre naturaleza para contribuir a preservarla y permitir que brille con la luz que sólo la madre tierra tiene reservada para sus hijos.

Los elfos y las hadas se mantienen en un segundo plano, para no robarle el protagonismo al encanto del momento.

Los rayos del sol me susurran que estamos aquí para sentir y conciliarnos con el hoy y no para perdernos en el camino de las preocupaciones que nos fustigan para no dejarnos ser.

Agradezco todo lo que me ha llevado a este instante de comunión con lo que es y con la sabiduría que rige el Universo. Yo me empeño en ser feliz, aunque a veces no la comprenda. Sé que en todo lo que sucede, se esconde lo divino y que acabará saliendo con la misma naturalidad con que lo hace el arco iris tras la lluvia.

La magia se oculta en cada milagro que nos pasa por alto. La vida está llena de ellos pero a veces tenemos una habilidad especial para ignorarlos. El milagro radica en la existencia en sí misma, en el fluir de los acontecimientos, en el interior de cada uno de nosotros. A veces nos perdemos a nosotros mismos y entonces somos incapaces de reconocernos como milagro y nos volvemos ciegos al milagro que se halla en todo lo demás.

El alma es nuestro mejor regalo. Es un milagro eterno y nuestra mejor maestra pero a muchos les resulta invisible y por eso no saben de su presencia. Está en nosotros y en todo lo que observamos.

De pequeña me emocionaba el equilibrio de lo natural y como todo acaba regresando a su origen. Así de flexible y de obvio resulta todo.

Añoro haber dejado de ser niña pero sigo soñando despierta el sueño del ahora, ese ahora que cobra vida en el latido de mi vibración de agradecimiento, de asombro, de aceptación y de dicha por ser lo que soy. Mis guías, a quienes percibo como seres alados muy ligados a la naturaleza, y todo lo que me ha pasado, me han conducido a etse ahora, ese logro en sí mismo que yo vivo en cada paso sin aferrarme a ninguna expectativa que pudiera modificar la esencia pura de cada momento que yo tengo la bendición de sentir.

La transparencia del agua me transmite que el alma limpia del río, le infunde esa cualidad que la convierte en ella misma. Le pido a ese alma que me enseñe a sanarme y a comunicarme con las hadas sanadoras del agua.

La soledad es el regalo que me permite interiorizarme con paciencia pra acceder a ese grado de mí misma que hasta entonces desconocía. Sin embargo, el dolor me impide entregarme a un nuevo grado de evolución. Ser consciente de ello ya es un primer paso, el siguiente, seguir adentro.

Hay tanta belleza contenida en este lugar y también ante mí que bien merece la pena investigarme a mí misma. Si la veo reflejada fuera, también estará en mí.

Una hoja cae suavemente de un chopo sobre la superficie del río. La hoja se deja llevar por su alma viajante y errante que la guía río abajo, aunque a ella ni tan siquiera parece importarle la dirección, sólo el camino infinito que su alma ha trazado para ella.

Existe un trasiego más allá de nuestra comprensión donde se tejen los hilos del destino con la laboriosidad de un mago que despliega su magia en el horizonte de cada paso que damos. Percibir esa magia que ha sido creada para nosotros, nos coloca en una dimensión que va mucho más allá de lo que somos capaces de ver ahora y que nos conecta con la inmensidad del ser.

Safe Creative #1112020651540

15 comentarios:

ion-laos dijo...

Tu historia es muy bonita y siempre es un placer leerte porque me relajo mucho, pero estoy empezando a entender tu mensaje. Esta entrada me ha abierto más los ojos. Gracias!

Buen finde, besos.

oscare77777 dijo...

precioso, muchísimas gracias por compartir.

Betty Mtz Compeán dijo...

M. Jesus, escribes precioso, con tus letras me transportas a lugares magicos y llenos de belleza, es como si emprendiera un vuelo suave y calido por mundos llenos de amor y magia, gracias por compartirnos tanta belleza.
Un abrazo.

TriniReina dijo...

Magia tienen tus cuentos. Y tú has de tenerla, sin duda.

Saludos

martinealison dijo...

Gros bisous...

AMBAR dijo...

Hola María Jesús.
Hoy he sentido esta reflexión muy hondo, es una bella forma de pensar en lo que realmente somos y la belleza que está deposita en nuestro interior, ese mundo que no se ve ni se toca es el mundo real...lo demás es un reflejo.
Un abrazo.
Ambar.

El Hada de los Cuentos dijo...

Un texto precioso, Mª Jesús. A mí también me gusta mucho sentir la naturaleza a mi alrededor, me lleva a un montón de lugares, presentes, pasados, futuros...incluso fuera de la realidad. Tienes mucha razón al decir que la felicidad está al lado nuestro, en las pequeñas cosas cotidianas, y que siempre pasamos por ella sin verla, y nos vamos a buscarlo a lugares y sitios apartados donde nunca la encontraremos. Me ha gustado mucho tu reflexion, de verdad. Que tengas un feliz finde. Pilar

TORO SALVAJE dijo...

Ya me gustaría percibir esa magia pero por más que lo intento no lo consigo.

Besos.

Miguel de la T.P. dijo...

Estimad@ amig@, como cada año y ya son dos mil doce los que hace que nuestro Señor Jesucristo llego al mundo para asumir y cargar con nuestros pecados, El que quiso ser hombre y nacer tal, pero el hombre apenas lo acepto, y aun mas, lo crucifiquemos, lo lamento de todo corazón. Hoy me dirijo a ti con la sana intención de desearte desde mi punto de vista cristiano una feliz Navidad llena de Paz, Amor y Felicidad, que Dios Niño te colme de vienes, esos vienes que sean de salud y amor, amor hacia uno mismo y los demás, que la pobreza y la enfermedad se vallan erradicando y poco a poco desaparezcan, que no hallan tantos niños muriendo de enfermedades, hambre y miseria que tengamos un poco de nuestro corazón puesto en ellos, que nuestros mayores sean atendidos, puesto que mañana nosotros seremos los nuevos mayores, en fin, se quedan tantas cosas en el tintero, que solo me queda dejarte un pequeño poema y desearte una muy feliz Navidad.

Blanca luna

Pronto llega la luz del alba
Anunciando lo nuevo acontecido
Sendero nevado, bien venido
Sueño que alumbra lo prometido.

Al alba soñaba la blanca luna
Viendo temblar al pobre José,
Que sintió un escalofrío
Al hacerse la Virgen río.

Llorando quedó la noche
Entre pastores y suspiros,
Que deja en un pesebre metido
Al niño Dios recién nacido.

Cayendo quedó la nieve
Sobre el alba de Belén,
Que sintió sobre sí, el bien
Del amor divino florecido

María del Carmen dijo...

Hermos ahistoria de ahadas has depósitado ante nuestro ser, y apra quiénes somos sensibles a ello la guardamos en ela rcón de los tesoros .

Gracias por tal!

Dejo mi huella
Y en ella mi cariño
Junto a mi paz
y a un ramillete de lavandas
Para tu alma,
E invito a pasar por:

Mis Blogs:
www.walktohorizon.blogspot.com
www.panconsusurros.blogspot.com
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com
www.cosechadesentires.blogspot.com
www.newartdeco.blogspot.com
www.lasrecetas delaabuelamatilde.blogspot.com

y si gustas retirar los premios y regalos dejados en ellos.

Un abrazo a lo argentino!
María del Carmen

amigoplantas dijo...

¿Dónde hay que firmar la adhesión?. Un abrazo

amigoplantas dijo...

Un placer (sin eufemismos)

Ricardo Miñana dijo...

Tus entradas transmiten esa magia.
te deseo un feliz fin de semana.
un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre estupendas las cosas que nos traes. Como siempre un placer haberme pasado de nuevo por tu casa.

Saludos y feliz fin de semana.

MAJECARMU dijo...

Mi querida tocaya,me ha encantado cómo reflexionas,cómo profundizas dándole sentido a todo lo que ocurre a nuestro alrededor con esa intuición divina,que Dios te ha dado y que te conecta al universo y al misterio de las causalidades y sincronías.
Te dejo mi felicitación y mi gratitud por tu presencia,que dá consistencia al esfuerzo y a la ilusión,que pongo en mis versos.
Mi abrazo inmenso y sé feliz siempre,amiga.
M.Jesús