jueves, 25 de octubre de 2012

El Duende la Ilusión y el Hada Celeste


  
Este cuento de mi autoría fue publicado en el blog Tejiendo Cuentos y Poesías Infantiles de Pilar Begoña. Aquí os dejo el enlace:  

http://tejiendocuentos12.blogspot.com.es/2012/09/el-duende-de-la-ilusion-y-el-hada.html 

Érase una vez un duende llamado el Duende de la Ilusión a quien le encantaba divertirse. Así que era capaz de bailar todo el día, simplemente sabiendo reconocer la música de su corazón. El Duende de la Ilusión se sentía inmensamente feliz siendo capaz de bailar al son del divertido latido de su corazón. Sin embargo, también deseaba compartir tan bellos momentos con alguien con la sensibilidad necesaria para marcar los pasos de tan rítmico baile…

Por la noche el Duende de la Ilusión husmeaba en los sueños de los humanos, esas criaturas tan ensimismadas en los quehaceres de sus vidas cotidianas, que se olvidaban de disfrutar. Pero los humanos poseían un don: a través de sus sueños nocturnos podían dar rienda suelta a su inconsciente lo que daba origen al más variado contraste de imágenes oníricas. Algunas de ellas eran tan originales y creativas que incluso tenían la virtud de hacer sentir bien al Duende de la Ilusión. 




A veces el Duende de la Ilusión  bajaba a visitar los sueños de los humanos con su más fiel aliada: el Hada Celeste, la cual era capaz además de contemplar esas imágenes, de interpretar las emociones que aparecían ligados a esos sueños. Al Duende de la Ilusión  le encantaba descifrar el significado y los sentimientos que acompañaban a la estructura de los sueños de la especie humana. Lo encontraba un misterio fascinante de resolver.

Además al Duende de la Ilusión  le chiflaban los sueños felices y solía bailar en ellos junto al Hada Celeste, pero, una noche ambos se perdieron en las lágrimas que nacían de la angustia y la tristeza de una pesadilla de una chiquilla. El Duende de la Ilusión  y el Hada Celeste trataron de escapar del sueño, corrían en todas direcciones pero les resultó imposible salir:

-Tranquila, hada –le dijo el Duende de la Ilusión-, escaparemos cuando la chica despierte.



Sin embargo, cuando la chiquilla despertó, el Duende de la Ilusión  y el hada siguieron atrapados en ese mal sueño porque la chica era incapaz de apartar de su mente la pesadilla que había soñado la noche anterior. Así que el Duende de la Ilusión  y el hada vagaron por los pensamientos negativos de la chica, prisioneros de esa cárcel intangible. Eran esclavos de sus emociones más ocultas que ahora bañaban cada momento que ella vivía. Desde esa posición, ambos sintieron en lo más profundo de su alma, el frío de las lágrimas de la chiquilla, el bloqueo y el sufrimiento que regaba su corazón de un dolor tal, que el hada y el Duende de la Ilusión  nunca habían sabido reconocer en nadie. Dispersos en la mente de la chiquilla, decidieron idear un plan para añadir una ráfaga de alegría a ese martilleo incesante de negatividad que se había convertido en un peligro para el equilibrio emocional de la chiquilla y a la vez ponía a prueba su fortaleza interior. Sin embargo, era evidente que su fuerza emocional se tambaleaba por momentos.

El Duende de la Ilusión  soplaba con fuerza destellos de ilusión y amor en dirección al corazón de la chica y el Hada Celeste, a lomos de su fiel unicornio mágico, envió al subconsciente de la joven una lluvia de estrellas de tal magnitud que la joven miró al cielo y vio que las estrellas que de ahí colgaban habían nacido de un lugar tan profundo y cautivador que con tan solo mirarlas, su corazón se enternecía y dejaba de llorar. Ese lugar donde nacieron las estrellas se reflejaba en el espejo de los ojos de la joven y ella pudo reconocer su poder gracias a la brisa de serenidad que se desprendía de los pasos apresurados del Hada Celeste y del Duende de la Ilusión, que regresaban a su mundo encantado…


Estas ilustraciones de mi autoría han sido realizadas según el método de Christopher Hart en Dibujar hadas (págs. 47 y 69).

16 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Una preciosidad de nuevo,amiga...
Tu cuento nos hace soñar y elevarnos sobre la realidad para invocar a los seres celestes,que nos cuidan e inspiran...
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu constante inspiración y grandeza de espíritu,que te permite crear y recrear la vida para todos nosotros.
M.Jesús

La Gata Coqueta dijo...



Te dejo este manojo de letras en el umbral de la esperanza,
para que te saluden con la voz del trovador
acompañando tus anhelos, que vuelan hacia las estrellas
en busca de quimeras…

¡¡Un feliz fin de semana
Alimentando satisfacciones!!

Atte.
María Del Carmen





José Ramón dijo...

Mª Jesús Ha sido una satisfacción conocer este admirable blog, salgo encantado de él.
Saludos desde Abstracción texto y Reflexión

Carolina dijo...

Lluvia de estrellas rosas viajaron en el unicornio magico... como no volver a sonreir..!!
Aplauso cerrado para tu historia soñada.

Francisco Espada dijo...

Tus cuentos tienen un aire de fábula y de blancura deliciosas.
Un abrazo

PEPE LASALA dijo...

Un cuento donde la ilusión se adentra dentro de cada uno de nosotros. Preciosa entrada Mª Jesús. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Duarte dijo...

Iluminada y artística, belleza en el decir y en el hacer: te felicito!
Tu arte de contar cosas entre hadas, duendes y cosas de la vida, me llegan muy hondo, puede que por la ternura con que envuelves aquello que escribes.
Estamos una vez más ante una creación sobresaliente. plena de buenas vibraciones, de las que nos inundan de sensibilidad, tu sensibilidad.
Te abrazo muy fuerte, amiga.

Rud dijo...

Hola, María Jesús
El duende de la ilusión ha estado conmigo en la última década en la cual he podido llevar adelante algunos de mis sueños; no ha sido fácil, pero he logrado superar lo insuperable.
Me encantan tus dibujos.
Muchas veces te he leído para hacer una higiene mental, pero por lo general no siempre logro dejarte una huella.
Un abrazo

Ŧirєηzє dijo...

Ay ...ese Duende de la ilusion...
a veces se me despista...no lo encuentro y me pregunto...
¿donde andara?....
ahora lo sé...está en tus cuentos...

:-)
Un abrazo...¡¡¡

Déjame que te cuente
www.dejamequetecuente.net

FANTASIA Y REALIDAD dijo...

Tus cuentos me encantan son los auténticos los de siempre aquellos que cuando leemos nos olvidamos de la realidad porque estamos en la fantasía.
Besos:)

Cecy dijo...

La niña tuvo la gracia de la magia de sus visitantes, que linda manera de ir saliendo de las pesadillas.

Un gran abrazo.

Gataky dijo...

Hay! El duendecillo de la Ilusión ¿por donde andará? le hace falta a tanta gente, ojalá coja a su amiga Celeste y juntos puedan abrir mentes!

Precioso Cuento! Un abrazo :)

La Gata Coqueta dijo...



Despierta a un mundo de dulces sensaciones
Y construye una nueva semana de felicidad,
Cabalgando entre las emociones que acarician ilusiones
Filmando el horizonte con la pupila enamorada
De quienes aman el rocío que nutre cada espora de vida…

Un abrazo de guirnaldas
Y un beso de esmeraldas.

Atte.
María Del Carmen



Adriana Alba dijo...

Un hermoso cuento, el Duende de la Ilusiòn y el Hada Celeste, sin duda una perfecta combinaciòn para soñar.
Un abrazo y gracias por tu visita.

TriniReina dijo...

No voy a negar que estamos faltos de duende y no te digo de hadas. Pero llegas aquí y te recargas de ellos y sales iluminada. Gracias

Besos

ROSA ARAUZ dijo...

Gracias Mª Jesús por siempre estar. MUCHO AMOR Y MUCHA LUZ