sábado, 1 de septiembre de 2012

El Hada de la Sabiduría te desvela...

El Hada de la Sabiduría te desvela tus siete tesoros interiores...

Primero: Encontrarás en ti un poderoso vacío despojado de condicionamientos, prejuicios y opiniones donde reside lo que tú eres y al hallar esta inmensa vacuidad, descubrirás que tú eres el infinito contenedor donde transcurren todos los contenidos y, tú, simplemente, los dejas pasar a través de ti en una actitud de completa entrega al instante. Desde este vacío, que todo lo llena, podrías redescubrir el lenguaje de los animales y de las plantas y sentir una mayor conexión con la naturaleza.   

Segundo: Al desaprender, al deshilar todos los tejidos que han ido conformando tu vida para los que otros te han programado, esperando que respondieras a sus expectativas, tras un tiempo, dejarás de sentirte perdido y desorientado para dar paso a un período de mayor claridad, paz, comprensión, libertad y sencillez. Ese espacio que descubrirás al escucharte y desapegarte es el llamado espacio de silencio, aquél que sólo conquistan sabios y místicos.

Tercero: La quietud de tu mente va a regalarte el conocimiento del amor incondicional, ese amor desasido de conceptos que sólo atañe a lo que es, comunicando a cada uno lo que merece oír (no lo que desea escuchar). El amor incondicional nace desde una actitud fresca que mira todo con ojos renovados, libres de resentimiento, de aquella mirada propia de los que renacen espiritualmente y han dejado de someterse al miedo y al engaño. Ese lenguaje de amor incondicional hará que puedas comprender y entablar diálogo con un niño, una flor, un animal o, incluso, un valle. Vas a poder imprimir tus sensaciones en un lenguaje de amor incondicional capaz de llegar allá donde otros no pueden.

Cuarto: Aunque dejaste atrás a muchos, ahora tienes una familia de amor en la cual todos los miembros os completáis y os enriquecéis mútuamente desde el cariño, el afecto y la amistad de un vínculo verdadero y estable.

Quinto: El instante te conecta con el alma, cuando has aprendido a aceptar y disolver el sufrimiento, comprender lo que te enseñó y no volver a caer en los mismos errores. Mirar el instante te brinda la posibilidad de no escapar a la frescura de la brisa, la humedad de la tierra, el zumbido de un insecto o la grandiosidad de las olas del mar. Mirar el instante te hace notar la ropa bajo tu piel y te hace sentir feliz por el mero hecho de estar aquí y ahora. No necesitas nada más.

Sexto: En cada nueva vida, ampliamos nuestra visión de la verdad y vamos ligando la coherencia entre todas las partes de la verdad aprendidas hasta ir evolucionando hacia un todo, como una madeja de hilo que vamos enrollando hasta haber completado toda la madeja. Ella es la que ha ido hilando el tejido de la vida. Enfrentarnos a la verdad, nos enseña a marcar límites, a descubrir nuestra valía y a llevar a cabo el propósito del alma con perseverancia, paciencia y coraje. Todos aquellos que se opongan al propósito del alma descubrirán que forzar la satisfacción del ego tan sólo comporta sufrimiento, dependencia, infelicidad y aumentar la propia carga de karma.    

Séptimo: En la negatividad puedes descubrir lo que no es Dios y teniendo claro lo que no es, podrás llegar a acariciar su corazón y el de los ángeles. Y si llegas a escuchar su latido, fundirte con ellos para siempre. También podrás encontrar a la divinidad en la belleza del instante y en todo lo sutil y sublime que te muestra la vida como un milagro y una bendición tal de la que hay tanto que aprender, que dar y recibir... Tratarás a la vida como algo sagrado al hacer las cosas por desinterés, por designio del corazón y sin esperar nada a cambio. Los gestos hechos de corazón son los que encierran mayor nobleza y los que provienen de un linaje divino.   
Safe Creative #1209012213203
         

9 comentarios:

A Borbotones dijo...

Mª Jesús, las hadas que conoces son muy sabias. Eres afortunada por estar tan bien acompañada.

Besos, Kene.

alas de vida dijo...

Tu corazón de Hada nos impregna cada día más bello y profundo.

Campanilla dijo...

Maravilloso. Una enseñanza impagable para conseguir ser nosotros mismos, despojados de prejuicios y malas influencias....
Gracias Mari Carmen. Besos alados.

Ricardo Miñana dijo...

Hola Maria Jesus, muy sabias las reflexiones, gracias por compartir.
que tengas una buena semana.
un saludo.

Ximena dijo...

Vengo agradecida por tus amables palabras en mi blog, y realmente me llevo una agradable sorpresa al conocer tu blog y estos post tan bellos que generosamente nos compartes, quede maravillada al leer este en especial, por su contenido tan espiritual...la novedad del instante eterno es una de las mas valiosas experiencias que podemos sentir dia con dia, por mas meta o ideal que queramos alcanzar no perdernos el eterno presente, ese vivir el aqui y ahora es la mas valiosa riqueza que tenemos....

Janeth dijo...

Un hermoso relato con muchas sabias verdades, me encanto cuan importante es la quietud de la mente, calmar y prestar atencion a cada pensamiento, es como ver con otros ojos las cosas ver con los ojos del alma...

MAJECARMU dijo...

M.Jesús,gracias por tus palabras,amiga.
He leído detenidamente tu post y me ha encantado...En el silencio surge la paz y la dicha,que nos conecta con la espiritualidad,libres de miedos y apegos,unidos a la naturaleza,a la esencia del Creador.
Te dejo mi felicitación por tu excelente labor,que nos impulsa y nos alienta a emprender el vuelo del espíritu.
Mi abrazo inmenso por tu cercanía y tu amistad.
FELIZ DIA,AMIGA.
M.Jesús

Alma Mateos Taborda dijo...

Tu espiritualidad y sabiduría nos deja mensajes estupendos para aprovechar. Tienes una luz maravillosa. Un abrazo.

campoazul dijo...

Caray, creo que necesito un hada de la Sabiduría en mi vida, la necesito. Puedes ser tú el hada porque te lo sabes todo de ellas...

Besitos.