sábado, 8 de septiembre de 2012

Las hadas nos hablan de... Arrojar luz



Las hadas nos envían desde su reino encantado esta reflexión... 

Arrojar luz es seguir y defender la verdad de cada uno con todas las consecuencias. Esta opción es tomada por aquellos que han perdido el miedo y que han adoptado el coraje y la determinación como llave para acceder a la verdad del alma.

Una persona que vive comprometida con su propósito, con lucidez mental y con desapego es capaz de arrojar luz sobre cuestiones que atañen a su existencia. Es alguien a quien no amedrentan ni condicionan los comentarios de los demás pues ha dejado de dejarse condicionar por la manipulación y la mentira ajenas. 

Arrojar luz con sus actos hace que las personas sean dignas de respeto, de admiración pues viven su vida alineadas a la luz del alma y la potencian con cada uno de sus gestos y palabras.


Arrojar luz es no tener miedo a decir la verdad con respeto y a no dejarse asustar por la actuación de los demás, sinó más bien a utilizar los hechos llevados a cabo por otros para posicionarse en lo que nos ha enseñado el devenir existencial de cada uno, siendo sinceros y coherentes con nosotros mismos, y no dar la espalda al sufrimiento propio ni al ajeno, aceptando sin resignarse, expresando o evidenciando hechos que lastiman el corazón con los medios posibles a nuestro alcance., Aunque a veces tan sólo constituyan unas pocas palabras, unas palabras prudentes pero cargadas de verdad van a reportarnos más de lo que esperamos y van a ayudar a que el mundo sea un lugar mejor donde evolucionar con dignidad, armonía y respeto.

Arrojar luz es propio de personas sensibles, que han aprendido a hacerse valer, que han sufrido pero sin vengarse de sus tiranos, asimilando y entendiendo las lecciones del dolor y ampliando su capacidad de comprensión de tal manera que su capacidad de amar y de valorar la vida crece, lo cual las empuja a estar cada vez más presentes y a alcanzar un mayor nivel de conciencia y humanidad.

La comprensión nos hace más tolerantes y humildes lo cual aumenta nuestro nivel de coherencia interior, no permitiendo que las contradicciones y las dudas nos superen, volviéndonos más empáticos pero sin transigir en círculos viciosos emocionales, aprendiendo a decir que no sin culpabilidad, adquiriendo un mayor discernimiento e intuición y, por tanto, arrojar luz en cada paso del camino con la certeza de que alma y corazón laten al unísono.             
Safe Creative #1209082309882

7 comentarios:

FANTASIA Y REALIDAD dijo...

Lo podrás decir mas alto pero no mas claro,gracias por tu escrito,lo seguiré intentando haber si alguna vez consigo igualar, alma y corazón.

Un beso:)

-Nad- dijo...

Que hermoso, que profundo! Gracias!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre estupenda.

Saludos y feliz domingo.

Lola dijo...

Bellísimo y muy certero.


Un abrazo desde el corazón

Betty Mtz Compeán dijo...

Arrojar luz, que profundidad en tus letras.
Es dificil, pero puede lograrse.
Un gran abrazo.

Franziska dijo...

Tú sigues siempre fiel a tus principios y siempre dándolos a conocer. Alcanzar esos niveles de desarrollo humano es algo o debe ser algo maravilloso. Un abrazo. franziska

PEPE LASALA dijo...

Precioso y muy cierto tu escrito Mª Jesús. Gracias por compartirlo con todos amiga. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/