viernes, 24 de agosto de 2012

Meditación para expandir el amor


Siento la cercanía de las hadas y esa luz sutil que irradian en dirección a mi corazón y yo, a su vez, lo envío al reino animal y  al reino vegetal para que se les permita ser y vivir en paz. Hacia cada uno de sus integrantes envió la luz recibida de las hadas a mi corazón y la multiplico para que llegue a todos y cada uno de sus seres. Puedo sentir como canalizo ese amor y como ese amor sabe adonde llegar. Desde el lenguaje del amor incondicional todo se sabe y se intuye y se abren canales implícitos de comunicación que crean lazos invisibles pero duraderos y armoniosos.


De los animales y plantas pueden recibirse sabias lecciones, todas ellas bañadas de amor divino, ése que rige su destino y conduce sus ahoras. Los animales y las plantas son unos poderosos anclajes en el ahora y ellos pueden ayudarnos a enraizarnos en el poder del instante, en la plenitud del presente que es por si misma y que se manifiesta desapegada, libre, mágica y genuina.  

Sigo con mis queridas hadas y les pido en mi posición de meditación, sentada cómodamente, que me ayuden a comprender sin juzgar y a mantener mi mente estable ante cualquier perturbación, poderosamente anclada en el planeta Tierra y en mi centro de paz.


Las hadas bailan entorno a mí y toman nota de mi petición y ya están preparando el envío...

Una melodía silente en la que tan sólo se oye un aleteo rápido y perfectamente perceptible, llega hasta mi alma y lo agradezco como una muestra de complicidad del reino del mundo hadado y angelical.


Ahora envío mi amor desde mi fuente interior a ese planeta en el que mi alma eligió encarnar, sin duda, porque se trata de una gran escuela y porque su belleza y peculiaridades son únicas en su género. Se trata del planeta Tierra, ese planeta azul que enamoró a mi alma y donde ostento el privilegio de ser Hija de la Tierra. Envío mi amor y mi sincera intención de que todos los Hijos de la Tierra se libren del sufrimiento y sean felices por el simple hecho de ser y sentir en sus corazones ese amor e ilusión que los niños sienten de forma natural, conscientes de la vida los cuida y los mima y de que hay que sonreír a cada instante, agradeciéndole que esté allí con nosotros. Los niños dan por el placer de dar, sin esperar nada a cambio y esta es una de las lecciones que nos brindan estos pequeños maestros destinados a cambiar el mundo, por eso merecen ser escuchados y protegidos a fin de que puedan cumplir su misión. Les pido a las hadas y a los ángeles que tutelen a los niños del planeta y que cese cualquier muestra de hostilidad o deshumanización hacia ellos. Muchos de ellos son hermosos mensajeros, cuya luz estelar brilla en sus corazones y en sus palabras.Muchos niños muestran sensiblidad hacia las especies animales y mantienen una conexión especial con la naturaleza. Permitamos y aprendamos de estos pequeños ángeles encarnados en La Tierra, que nos van a enseñar a descubrir nuestras alas.

Respiro profundo visualizando una humanidad despierta pero respetando a quien no elija esta opción, libre de seguir su propio camino. Envío fuerza al despertar espiritual para que siga enclavándose y expandiéndose, abriendose con alas poderosas en los corazones que respondan a su llamado. La humanidad puede conseguir cosas increíbles, muestra de la perfección del ser que late y al que podemos dirigir nuestra mirada, esa mirada que irradian los niños y cuyo cariño podemos sentir en contacto con animales que se han ganado nuestro corazón, recordándonos que a pesar del dolor sufrido todos somos capaces de experimentar la ternura y la emoción de algo verdadero y noble.      

Safe Creative #1208242166693
              

8 comentarios:

Ligia dijo...

A ver si las hadas escuchan las peticiones. Abrazos

El Hada de los Cuentos dijo...

¡Qué relajante resulta leerte, Mª Jesús!Siempre se encuentra un remanso de paz, visitando tu blog. Muchas gracias.

Feliz fin de semana

Inés Bohórquez (Ibo) dijo...

Mi querida María Jesús... tanto tiempo!
Vine a visitarte y como siempre me lleno de tu luz, un abrazo mi niña y gracias por continuar por estos mundos ...

María Del Carmen dijo...

Hola mi Hada escritora......

Como dicen las demas amigas,se entra en tu blog y hay algo especial,tranquilidad,paz,sosiego y mucha dulzura........

Espero y deseo que las hahas y seres de los bosques te llenen de toda su magia.....un beso

Franziska dijo...

Acompañando la lectura de tu texto de una música relajante, he conseguido entrar en un estado de relajación profunda y me he paseado por ese nundo plácido y bello que describes con tanto acierto.

Un abrazo. Franziska

FANTASIA Y REALIDAD dijo...

Me encanta esta entrada,me has regalado paz para mi alma.
Gracias!!
Un abrazo.

Teresa

Duarte dijo...

Qué titulo más atractivo!!!
Me hacía falta esta lectura, me ha trasladado a un mundo maravilloso, mágico.
Si, querida amiga, los caminos son infinitos, lo difícil es elegir el mejor camino.
Abrazos de vida

David C. dijo...

Cierto: "todos somos capaces de experimentar la ternura y la emoción de algo verdadero y noble".
Saludos
David