viernes, 16 de septiembre de 2011

Agradecimiento a mi ángel de la guarda



Mi ángel de la guarda:


Te agradezco de corazón el milagro que has creado para mí hoy.

Gracias por llenarme de dicha, de sorpresa y de alegría infinita y por seguir tocando en mi vida la melodía de tu luz angelical.

Gracias por protegerme y rodearme de tu halo apacible y acariciarme el alma.

Gracias por cumplir con tu labor a mi lado e irradiar tanto amor incondicional en cada segundo de mi existencia y a cada paso que doy.

Gracias por proteger mi hogar y llenarme de tanta felicidad y de paz.

Gracias por demostrarme que estás aquí.

3 comentarios:

Francisco Espada dijo...

Con demasiada frecuencia se nos olvida agradecer, siendo la acción de gracia lo primero que tendríamos que pronunciar al despertar cada mañana; en cambio no se nos olvida pedir continuamente. Saludos.

delfin en libertad dijo...

Yo también quiero agradecer, que de seguro he dejado el mío agotado, pero siempre está, lo sé. Un abrazo!

luzysolyluna dijo...

Hola, preciosa oracion, la he leido y rezado. Es verdad, pedimos mucho y agradecemos poco.
Gracias.
bikiños mil. No dejes de escribir nunca.