sábado, 7 de septiembre de 2013

La paciencia de las hadas...

Te hemos regalado una jornada en el bosque para que disfrutes de la magia de los claroscuros y de la frescura de la lluvia recién caída.

El grado de humedad ha refrescado el musgo y te ha mostrado su mejor cara. Este bosque de cuento de hadas estaba repleto de fresas silvestres que hicieron las delicias para tu paladar. Ese regalo te lo brindaron los seres de luz del bosque que saben que amas las expresiones naturales e inherentes de la madre naturaleza. Nunca antes habías degustado tantas fresas dulces del bosque y... recién cogidas de la planta. Depositaste en el suelo algunas como ofrenda a las hadas y ellas van a corresponder con magia para con tu persona. Ya apuntan su
varita hacia ti...
 Imagen registrada*

La belleza de ese bosque se posó en tu corazón y te estremeció. El planeta Tierra crea tanta perfección que cuesta comprender porqué la raza humana no la respeta pero sabes que ya no permaneces aquí para juzgar sino para dejar de hacerlo. 
 
A veces, temes manifestarte indiferente tratando de mantener una postura neutral para testimoniar los acontecimientos de forma imparcial, pero llevarlo a cabo todo con impecabilidad es cuestión de aprendizaje y de paciencia.
 
Autora texto e ilustración: María Jesús Verdú Sacases
Texto e ilustración inscritos en el Registro de la Propiedad Intelectual
Técnica ilustración: Pastel 
 

5 comentarios:

Mistral dijo...

Hola Mª Jesús. En primer lugar agradecer tu visita y tus palabras y en segundo decirte que tu zona iluminada, resplandece cómo nunca!! gracias a esas hadas que sin duda viven gracias a tu mágia.

Un saludo, amiga

AMBAR dijo...

Gracias mil María Jesún por esos detalles y siempre acordarte de mi, tua hadas son bellas como tu alma.
Un abrazo.
Ambar

Inés Bohórquez (Ibo) dijo...

Mi querida Ma. Jesús tanto tiempo sin pasar por tu mundo maravilloso querida amiga... te dejo bendiciones desde todo mi corazón y un abrazo fuerte ...

bellos post llenos de magia !
un beso :*

Duarte dijo...

Si no fuera su paciencia!...
Una vez más me has brindado un magnífico texto, pleno de excelentes reflexiones que me llevan a pensar en el otoño... esa humedad del bosque!
La vida, esa gran escuela sin fin...
Beijinhos

Carolina dijo...

Paz y belleza sin fin. Hadas y angeles son mis seres favoritos de luz y sin dudas tu conexion directa con los espiritus de la naturaleza es pura magia maravillosa!!
Un besote.