viernes, 9 de marzo de 2012

Cuento de la niña interior

Érase una vez una niña interior que se encontraba atrapada en la eternidad de una pradera abrazada por las montañas y cruzada por un río. La niña interior se resistía a trasladarse a la edad adulta pues huía del sufrimiento que en su más tierna infancia había vivido.

Un día su adulta interior fue a buscarla y le pidió que ambas partieran de aquel refugio de la niña para convertirse en una. La niña tenía miedo y se negó. La adulta se puso a llorar y le confesó que sentía que ellas eran la misma persona y que la adulta ya no podía seguir viviendo separada de su niña interior.


-Reconócelo -le dijo la adulta a la niña- : estás atrapada entre dos mundos emocionales. Sal y reúnete conmigo-.

La niña desapareció pero la adulta le advirtió que no cejaría en su empeño de ir a buscarla, cuantas veces la vida se lo permitiera. Y la adulta con lágrimas en los ojos y con toda la fuerza de su alma y de su corazón le pidió a sus ángeles guardianes:

-Por favor, dejadme que me funda con mi niña interior. Esa niña con quien deseo reencontrarme. Esa niña que casi había olvidado y que no me conoce pero que ahora se ha convertido en el centro de mi mundo. Quiero amarla, cuidarla y protegerla como se merece. La miro y veo una hada, incluso más que a una hada pero siempre se marcha volando con sus alas...


Los ángeles le prometieron que la ayudarían.

Un día la adulta soñó con un nuevo horizonte y una voz de niña la despertó y le sonrió con dulzura.

Una nueva vida había empezado para ellas.

Safe Creative #1203091278832

29 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Mi querida amiga,esa historia la conozco bien...A veces es difícil lograr ese equilibrio,pero se consigue,la niña interior sonríe y nos mira después de buscarla largo y tendido,amiga.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu inspiración y bien hacer.
M.Jesús

martinealison dijo...

Très belle et émouvante histoire...
Gros bisous

JAVIER AKERMAN dijo...

Mi querida Mª Jesús:
Vivimos escindidos entre esos dos mundos, cuando el niño debería seguir habitando en el corazón del adulto, sin renuncias. Mejor nos iría a todos.
Un placer leerte.
Un gran abrazo.

Betty Mtz Compeán dijo...

Que bonito!!!
Pero creo que esa ni;a interior siempre la llevamos con nosotros.
Te dejo un gran abrazo.

Francisco Espada dijo...

En todos la tentación de no salir de la infancia, ese reino dorado donde todo sucede según nuestro capricho. Un tema muy interesante, María Jesús.

El Hada de los Cuentos dijo...

Creo que en mi caso la niña interior nunca me ha dejado.Sigue viviendo en mí y saliendo y manifestándose en muchas de mis acciones, por mucho que quieran pasar los años. Y yo me siento feliz de que así sea.¡Ójala todos nos hiciéramos niños con más frecuecia!
Un abrazo

elisa...lichazul dijo...

a veces esa nena se manifiesta y deja la escoba jajaja
pero en el fondo es puro amor

con quien tengo a veces conflictos es con la mujer que me habita (una de tantas)pero es una de pelo azul

http://lichazul.blogspot.com/2011/05/reconocimiento.html

hermoso trabajo María, felicitaciones, saberse y reconocerse es un camino siempre p`rovechoso

besitos y feliz fin de semana

AMBAR dijo...

Hola Mª Jesús.
Es muy dificil hacer un balance, cuando se es niño se conserva la pura inocencia, cuando el adulto aparece, la vida se comprende de muy diferente manera y nuestra forma de sentir cambia, esos cambios asustan a ese SER, inocente que llevamos dentro, nunca lo perdemos, pero se esconde, y volverlo a recuperar cuesta.
Me gusta mucho todo lo que nos regalas, es bueno para pensar y meditar.
Gracias, un abrazo.
Ambar.

La Gata Coqueta dijo...



Pasa un lindo fin de semana al lado de los seres que quieres y te quieren, bordando los aromas de las risas de todas esas cosas pequeñas que nos sorprenden e ilusionan en multitud ocasiones por no ser esperadas.

Me has hecho sentir ilusión al encontarte de nuevo paseando por mi espacio.
Ahhhhh quisiera haber seguido siendo niña...

Un abrazo silencioso
y un beso aterciopelado
de tu amiga...
María del Carmen

PEPE LASALA dijo...

Me ha gustado mucho la historia, y no hay que dejar que esa niña interior se escape. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Carlos Alberto dijo...

Muy linda historia querida amiga; no dejemos escapar a ese angel interior tan nuestro. Siempre un placer.

Un abrazo muy fuerte;)

Franziska dijo...

Ay, qué cuento tan bonito, María Jesús.

Mi niña también estuvo huida pero hace un tiempo que regresó y ahora mi vida ha cambiado, juego y me río y además bailo y algunas veces hasta me la encuentro sonriente en el espejo, eso sí, disfrazada de mayor...

Un abrazo. Franziska

TORO SALVAJE dijo...

Una historia conmovedora con final feliz.

Besos.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola, María Jesús

Con qué delicadeza y sabiduría tratas todos estos temas relacionados con la evolución interior, la escucha, las presencias de seres que ayudan y guían, y de nuestro yo.

Este relato es precioso. Me ha encantado. Es muy bueno recordar que vivimos con nuestra niña interior y podemos fundirnos con ella, es decir, con nosotras mismas.

Besotes.

pluvisca dijo...

Hay que mimar a la niña interior que muchas veces arrinconamos , sin darnos cuenta, que sin ella, no somos seres completos

besos

AFRICA EM POESIA dijo...

gostei de vir aqui



8 DE MARZO

Día de la mujer
Mujer que fue niña...
Mujer que fue muchacha...
Y que creció muy rápido...
Y cuando creció...
Se hizo mujer...
Y entonces el ser que es....
Mujer... Mujer...
Mujer... Madre...
Mujer... Abuela...
Mujer... Gente...
Porque ser mujer...
Es canalizarlo todo...
Todo y todos...
Y todo gira a su alrededor
Y, casi siempre...,
Se julga insustituible...
No trabaja... en la organización...
En la estructura del hogar...
Y la mujer... se olvida tantas veces...
Que también es gente....
Que necesita ser ella misma...
De vivir...
De gustarse...
Y cuando consigue...
Que esto ocurra...
Ella es verdaderamente... ¡Mujer!...

Poema de Lili Laranjo

Poetiza dijo...

Hola amiga, esa niña vive siempre conmigo. Bella historia. Besos, cuidate.

Cecy dijo...

Siempre pienso en esa niña interior, que hay que mimarla, cuidarla, porque gracias a ella que nos salva y nos envuelve de ternura.

Preciosa historia, como nos tienes acostumbrados.
Gracias.

Un abrazo!

Catalina Zentner dijo...

Que nunca nos abandone, nuestra niña interior.
Besos domingueros

Angeles dijo...

Bella esa niña!!Un día tuve que hablar con ella y explicarle muchas cosas y entonces comenzamos una nueva vida!!
Te dejo un gran abrazo.

campoazul dijo...

Tiene ser triste vivir sin esa niña interior, los mayores la necesitamos siempre. Yo tengo suerte porque esa pequeñita jamás se ha ido de mi lado...

Besitos

Alejandro Kreiner dijo...

A veces el niño interior requiere nuestra atención.

Saludos.

María Jesús dijo...

La metafórica forma de relatar el cuento, le da una atmósfera fantástica. Muy bonito, me encantó. Besitos, hadita Iluminada.

AnaR dijo...

A veces la niña interior es como una patria perdida.Otras,en cambio es ese espíruto al que nos aferramos...

Me gustó volver y encontrarte.

Abrazos

gaviota dijo...

nuestro niño interior esta mas cerca de lo que imaginamos besitos de gaviota en vuelo.

Adolfo Payés dijo...

conmueven tus letras el final es hermoso..




Saludos Fraternos
Con el abrazo inmenso de siempre..

Ricardo Tribin dijo...

Mi querida Ma. Jesus,

Me inclino ante tu magnifica descripcion de la nina(o) interior.

Es toda una epica de sanacion espiritual y fisica.

Un abrazo grande!!!!!!!!!!!!

Duarte dijo...

Estupendo trabajo psicológico, el reencuentro del ser.
Amiga, me tienes enganchado con tu capacidad creativa y más aún con el modo de elaborar temas de la personalidad.
Te felicito una vez más.
Besos y mi amistad

delfin en libertad dijo...

Que linda! Siempre me lleno de ternura al leerte, gracias. Un abrazo!