viernes, 11 de marzo de 2011

Los duendes y la joven del arco iris


Érase una vez una joven que trabajaba en una granja cercana a su casa en el campo. Ella solía ir a trabajar cada mañana muy temprano para dar de comer a los animales y arar la tierra. Sin embargo, se desplazaba hasta la granja a pie, dando un paseo para disfrutar y agradecer cada paso en el sendero de fresca hierba que la encaminaba hacia su destino y sonriendo al amanecer con la alegría de una chiquilla. Ella adoraba el contacto con la madre tierra y sentía su presencia en el planeta Tierra como una bendición.

Esa mañana, antes de salir de casa cogió su paraguas pues parecía que el cielo iba a obsequiarla con unas gotas de lluvia. Abrió su paraguas y empezó a caminar rumbo a la granja, como de costumbre, mientras contemplaba como las gotas de lluvia impactaban sobre la superficie de un lago del camino. Esa caída de las gotas sobre la superficie plana y tranquila del agua rompía su uniformidad pero se trataba de un movimiento que le produjo paz. La lluvia cesó, así que la joven se dispuso a cerrar su paraguas. Pero no pudo, porque una ventisca pretendía impedírselo y llevársela e ella unos metros hacia delante. Por si no fuera poco, para colmo, empezaba a llover de nuevo. La joven antes de desesperarse, miró hacia atrás y vio como dos duendes traviesos reían divertidos.

Ella sabía que los duendes eran sus amigos. El viento y la lluvia cesaron y los duendes le hicieron a ella un regalo que le llegó al corazón.

Un hermoso arco iris apareció ante sus ojos. El arco iris había nacido justo en el centro de donde se encontraba ella. Ese sublime y espontáneo acto de la naturaleza la hizo sentirse enormemente presente en aquel instante. Además, el arco iris era tan grande que le pareció infinito y esa infinitud, le acompañó en su camino hacia la granja. La alegría, la confianza y el júbilo brotaron de su interior.

Safe Creative #1103118685080

18 comentarios:

*Luna dijo...

Siempre es un placer leerte
muy hermoso
un beso corazon

MAJECARMU dijo...

M.Jesús,mi felicitación por este cuento,que resalta nuestra gratitud a la naturaleza por toda la energía que nos dá siempre a través de sus elementos.
El solel agua y el viento nos dejan siempre mensajes de renovación,de paciencia,de resistencia y aliento...Y el arcoiris es todo un milagro que ratifica la presencia del Creador.
MI ABRAZO INMENSO Y FELIZ FINDE,AMIGA.
M.Jesús

Néctar de lluvia dijo...

Bonita forma de que tus amigos te guien cuando estás perdida.

Besos Maria Jesus.

Adolfo Payés dijo...

Bello cuento.. ese arcoiris es el que me levanta siempre.. Que gusto pasar por tu espacio..

Espero pases un fin de semana de los mejores.. suerte en todo





Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia

Confieso que soy el cielo
El sol,
Las nubes amamantando el tiempo

Confieso que las estrellas
Las dibuje con mis sueños
Iluminando el firmamento de mis sentimientos

Que tus cabellos
Los acaricie palpitando mis deseos,
Y que tu cuerpo
Lo transite coloreando mis pasiones
Elocuentes del que ama

Confieso que no soy nada
Ni nadie en este mundo
Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia
Mujer,
No soy el que confisca tus besos
Ni el que marchita tu alma
En añicos de penas,
Soy,
El que respeta tu nombre
Pintado
En el firmamento beso del te quiero

Confieso
Que soy
El que emancipa la palabra
Convirtiéndola en caricia mutilada de ternura,
Mujer eres luz
Embarazo creador de lo eterno
De lo infinito
Mezclado con el esperma
Quietud erótica de mi cuerpo
Ante la belleza emblemática de tu movimiento
Vida

Adolfo Payés.


Con todo mi respeto y admiración ara la Mujer en estas fechas y el mes de Marzo..


Un abrazo
Saludos fraternos...

Ligia dijo...

El arco iris es un verdadero regalo para los ojos del hombre. Abrazos

La Gata Coqueta dijo...

Al descubrir la mañana se inicia un sendero de sueños donde el alma goza desnuda, al lado de la humildad. Y al reclinar la tarde, medita bajo la atenta mirada de la sensación reconfortada.

Soy un caminante que inicia el vuelo en busca de un sueño...

Viajando por el mundo, en cada uno de los pilares que se van forjando con el paso del tiempo llamados amistad.

Un día te conocí por obra del destino, percibiendo en el fondo de tus pupilas el mudo silencio de la soledad y el sentimiento ajenos a ti, para ser consolados con tus rimas en las horas de sombras inciertas.

Razón por la que descanso en los laureles de la colina del ruiseñor, al verme reflejada en el haz de luz que de tu alma vas desprendiendo...

Buen comienzo de semana!!

María del Carmen

Amada Amante dijo...

¡Querida Mª Jesús! Qué placer volver a leer tus lindas historias de fantasía... Casi me siento como una niña, cuando mi padre me leía cuentos de este tipo antes de dormir... ¡Uff! Recuerdos hermosos en un día hermosos en el que vuelvo a encontrarte...

Espero que mantengamos la linda relación de antaño con nuestras visitas y comentarios...

Un beso y una flor para ti y para todos esos preciosos seres de fantasías en los que yo sí creo...

lali dijo...

Una ves mas tus duendes he visitado , con ellos he jugado....y otra vez en niño me he transformado.......gracias por esta continua experiencia que siento al leerte.

mil besos

Duarte dijo...

Este fenómeno natural, el arco iris, me ha cautivado siempre, y más antes de saber la razón de su formación.

Adoro el mundo de la fotografía pero nunca tuve la oportunidad de fotografiar un arco iris a mi gusto, apenas alguna foto furtiva en otra época.

Querida amiga, una narración más plena de arte en la exposición e ternura en los decires, amor a la naturaleza y entre los seres que en ella conviven. Te felicito.

Un gran abrazo

luna dijo...

Una originalidad tremenda en presentar tu arco iris y a la madre lluvia.

besitos

luna

Silvia García dijo...

María Jesús
Que hermosura!!, también cuando se te lee se siente la alegría y el júbilo, tanta es la ternura que tienen tus cuentos.
En mi último post hablo justamente del arco iris.
Un abrazo
Silvia

Alimontero dijo...

Hola!! la presencia y reconocimiento de los 4 elementos es esencial si deseas una vida equilibrada...

te saludo mujer!

Ali

silencio dijo...

¡ volver... !!, como decia Gardel en su tango. Hola amiga. Gracias por tus comentarios tan atentos siempre. Hoy vuelvo y me encuentro otra historia bonita que me hace querer regresar a tu encuentra por las maravillas sensaciones que dejan en mi persona. Eres pureza encantadora y me gusta regresar aunque no tenga el tiempo que quisiera por mi trabajo...pero como dice el tango, Volver... volveré.
besos amiga. cuidate mucho.

Alejandro Kreiner dijo...

La naturaleza siempre nos envía mensajes, aunque no nos percatemos.

Saludos.

Marisol dijo...

Aquí te regalo este proverbio que me gusta mucho y está relacionado con tu simpático cuento.

No todo en la vida es de un color o de otro. Miren sino el arco iris.
Paulo Coelho

Recibe un cordial saludo de mi mudno al tuyo.

Jacquie. dijo...

Y me encantaaaa.
Espero que estes muyyyyy biennn!
Jacquie.

La Gata Coqueta dijo...

En Mis caricias del alma he dejado una cesta de rosas que abre la entrada de hoy "Quiero ver el alba" de bonitos colores, la he compuesto con mucho amor para quien se la quiera llevar como un presente, para sentirse acariciado por el suave aroma de sus fragantes pétalos.

Un sentido y fuerte abrazo en este fin de semana para ti!!

María del Carmen

Juan Escribano Valero dijo...

Hola María Jesus: Estoy en Vitoria mi nieto Aitor que está enormemente ocupado te manda recuerdos, a él ya solo le interesan los cuentos en la medida que le enseñan a redactar y le ayudan asi en las tareas del cole, ya comienzan a interesarle los cuentos que le cuentan y que cuenta a las chicas.
Maria Jesus con todo cariño un fuerte abrazo