viernes, 4 de marzo de 2011

El conejito volador


Desde tierras muy lejanas, tan lejanas que podría decirse que pertenecían a otro planeta, vino aquí un conejo volador cuya casa estaba más allá del espacio estelar. En su planeta de origen las sonrisas elevaban sus alas de tal modo que permitían abrazar el sol y disfrutar de la caricia de sus rayos. Además, los habitantes de su planeta por la noche soñaban realidad mientras que, por el contrario, durante el día vivían sus sueños.

Las playas eran diferentes a las del planeta Tierra pues allá las playas lo eran ¡pero de agua dulce! y la arena era de polvo de estrellas. En esas playas las estrellas bajaban a bañarse a la orilla del mar, cuando conseguían escaparse a hurtadillas del cielo.

El primer lugar de nuestro planeta al que aterrizó nuestro conejito volador fue en un desierto. ¡Hacía tanto calor! En su planeta, en cambio, la temperatura solía ser tan ideal que a menudo las estrellas a veces bajaban al suelo, embriagadas por el clima idóneo que las atraía dulcemente. Así que, como hacía tanto calor, el conejito decidió visitar otro lugar del planeta terráqueo y voló hasta una casa situada en un claro en el bosque en la que habitaba una encantadora familia. El conejito se emocionó cuando vio a una madre que a abrazaba y besaba a su bebé, hecho que le demostró la ternura que irradia en cada ser humano. En cambio, en el planeta del conejito todos eran tan autónomos que no precisaban ayuda ni protección ajena. Sin embargo, el amor que se vivía en el planeta Tierra era diferente…

En el planeta Tierra el conejito pudo presenciar como los padres luchaban para sacar adelante a sus hijos, con una sonrisa en el corazón. También observó como los humanos desarrollaban una actitud de fe en sí mismos y de entrega y sacrificio para cumplir sus sueños.

El conejito también voló hacia poblados devastados por el clima en los cuales algunos de sus habitantes habían perdido sus hogares y, por primera vez, fue testigo de la tristeza y la desolación. Pero también lo fue de la solidaridad y la unión, cuando vio como esas personas eran ayudadas a reconstruir sus casas con tanta alegría brotando de sus corazones que el conejito no pudo evitar sentirse contagiado por ella. Si algo admiró en ese momento el conejito de la raza humana fue en su inquebrantable fuerza para vivir el camino de sus sueños.

Finalmente, el conejito aterrizó cerca de la madriguera de otros conejos terrestres y contempló como éstos rascaban la tierra con sus patitas y la agradable sensación que parecían tener, cuando el aire les rozaba al correr. El conejito volador se impregnó de la frescura de las briznas de hierba tierna y de la libertad y de la liviandad que notaba cuando caminaba a saltitos junto a esos conejos de la Tierra que tantas cosas diferentes a las de su planeta le estaban enseñando. Por otra parte, sentirse integrado en el alma de ese grupo era algo que lo hacía sentirse mejor. Sin embargo, sus amigos los conejitos de aquí le brindaron una última lección: las sensaciones que brinda el presente constituyen una poderosa herramienta para anclarse en el ahora, lo único que cuenta, a pesar de todo.

El conejito volador partió hacia su planeta y transmitió a los suyos el respeto a nuestro hermoso planeta, vivo y sintiente.

Safe Creative #1103048632550

24 comentarios:

*Luna dijo...

Muy bella historia del conejito
un beso

Néctar de lluvia dijo...

Cierto que el ahora es lo que debemos disfrutar y aprovechar porque el después siempre será incierto.

Besos.

Adolfo Payés dijo...

Lo grato del día es visitar tu espacio... leerte y salir del blog con el gesto en el alma de haber leído tu prosa que se pliegan en los labios.....

Un abrazo
Saludos fraternos..

Feliz fin de semana..

TORO SALVAJE dijo...

Que tierno el conejito.
Me ha gustado mucho.

Besos.

lali dijo...

Siempre tan inspirada y tan acertada ....bello, bello ...

mil besos

Duarte dijo...

Imaginación, sensibilidad y espirito creativo, cualidades imprescindibles para hacer lo que haces tu, algo tan bello...

Acabo de leer esto:

"Na floresta viviam elfos, fadas e velhos gnomos, sábios, que tinham construído sob raízes palácios onde meditavam acerca da vida e de todos os outros assuntos em que convém meditar para se ser sábio.
(...) Era também naquela floresta que habitava a velha rainha das fadas com as suas quatro filhas; a mais jovem era a mais alegre, a mais bela e a mais audaciosa. Era muito pequena e a cabeça delicada, coberta por uma onda de anéis prateados parecia uma flor de lis, amplamente desabrochada.
Percorria a floresta durante dias inteiros; quando se sentia fatigada sentava-se nos ramos de uma velha faia que se erguia perto da orla(...) Era o seu lugar preferido; dali, através da cortina espessa de ramos verdes e perfumados que, como o mar, ondulavam ao menor sopro de vento, via a imensidade infinita de(...)
(...) Sentava-se no alto dos ramos, o vento balançava-os amenamente, e ela cantava, sob a carícia do sol, a felicidade de ser fada e viver numa velha floresta sombria.
      Era amada pelos pássaros, pelas borboletas e por todos os que com ela viviam; era feliz, muito feliz!"

Querida amiga, si la lectura no te resulta fácil, me lo dices y hago la traducción.
Un amigo, un escritor portugués, a quien le hablé de ti, me ha enviado el texto.

Abrazos de vida

santiago dijo...

mi querida amiga, has plasmado, toda la esencia del ser hunmano, con verdadera magnitud.
Un abrazo y un placer leerte y saludarte

Carlos Alberto dijo...

Hola amiga! bellas historias, me encanto pasear de nuevo por aqui. Un abrazoo y feliz dia.

Arwen dijo...

Que cuento mas lindo...con una enseñanza para que cuidemos mucho este bello planeta...gracias por compartirnos tanto amor..besossssss

campoazul dijo...

Me entintaría vivir en ese planeta, el soñar de día es lo que más me atrae...

Besitos.

M.TeReSa dijo...

Hola guapiiiisima, encara que no comenti, llegeixo les teves histories que sempre m´han semblat fascinants, no se d´on treus tanta imaginació !!!
molt maca l´historia del conillet.
Un peto molt gran.

Hada Saltarina dijo...

Un respeto que a veces nosotros no nos sabemos dar. Gracias por tu relato. Besos

La Gata Coqueta dijo...

El sábado al llegar una de las primeras visitas me recordó si me había pasado algún contratiempo...

La realidad es que la semana pasada he viajado precisamente el fin de semana, siendo la causa que desestabilizó los días que tengo para continuar con mis pautas, motivo por el que no edite.

Una vez aclarada mi ausencia, no hay nada más gratificante como saber que se puede notar una pequeña ausencia en un espacio tan inmenso, es lo que me motiva a seguir adelante, cuando en ocasiones estoy muy limitada de tiempo y hago lo indecible para estar a vuestro lado porque siempre os llevo en el corazón como la joya más preciada.

Estos y otros detalles te hacen sentir como una flor al amanecer rodeada por la bruma de la ilusión.

Abrazando los sueños que visten de seda al brindar la mano de la amistad.

Besos de esta amiga que te estima y no te olvida!!

María del Carmen

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola María Jesús

Es un cuento muy bonito. Tiene un halo de esperanza, de fe y confianza en el ser humano y en sus cualidades. Y sobre todo, en el amor.

Besotes.

María Del Carmen dijo...

Hola MªJesus mi hada escritora.....

Como siempre,tus cuentos son una realidad,pero temo que la raza humana no tiene remedio.........

No dejamos de intentarlo pero caemos de nuevo y cada vez nos cuesta mas levantarnos..........

La esperanza se esta perdiendo,y las personas cada vez estan mas desorientadas con tantos cambios..

Muchas gracias por el comentario en mi blog por el dia de Andalucia.....

Y hoy muchas felicidades por ser mujer....8 de Marzo...un beso

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adolfo Payés dijo...

Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia

Confieso que soy el cielo
El sol,
Las nubes amamantando el tiempo

Confieso que las estrellas
Las dibuje con mis sueños
Iluminando el firmamento de mis sentimientos

Que tus cabellos
Los acaricie palpitando mis deseos,
Y que tu cuerpo
Lo transite coloreando mis pasiones
Elocuentes del que ama

Confieso que no soy nada
Ni nadie en este mundo
Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia
Mujer,
No soy el que confisca tus besos
Ni el que marchita tu alma
En añicos de penas,
Soy,
El que respeta tu nombre
Pintado
En el firmamento beso del te quiero

Confieso
Que soy
El que emancipa la palabra
Convirtiéndola en caricia mutilada de ternura,
Mujer
Eres
Luz
Embarazo creador de lo eterno
De lo infinito
Mezclado con el esperma
Quietud erótica de mi cuerpo
Ante la belleza emblemática de tu movimiento
Vida

Adolfo Payés.


Con todo mi respeto y admiración ara la Mujer en estas fechas y el mes de Marzo..


Un abrazo
Saludos fraternos...

Allek dijo...

Que tal! espero que estés muy bien..
después de algunos meses he regresado con un "Tornado"..
te dejo un fuerte abrazo!

La Gata Coqueta dijo...

La semana va consumiendo los días lentamente, deseando que el fin de semana sea diferente para abandonar la rutina que el trabajo nos va marcando.

Y de algún modo poder disfrutar de algunas horas libres para dedicarlas aquello que más nos gusta hacer, partiendo de un descanso que sea un referente borrador...

Y como el fin de semana acerca alguna que otra sorpresa, yo te la he dejado en Mis caricias del alma, es un coqueto detalle para seguir tejiendo la trenza de amistad que nos va uniendo mutuamente en cada encuentro.

Espero te guste aunque sea un poquito...

Un beso y una rosa

María del Carmen

Braulio Pereira dijo...

hola M Jesus

gracias por tu visita.

es un honor para min tu presencia

en mi blog..

saludos amiga!!

OZNA-OZNA dijo...

esta asturiana te da infinitas gracias por deleitarnos con tan bellisimo relato, un besin muy muy grande.

Carina Sampó, facilitadora de cambios, terapeuta psicodramatica, coach personal dijo...

Felicidades por esta obra!
una fuerte enseñanza en valores, que bien que nos hace! Lo compartiré con mis niñas.
un abrazo!

Tere dijo...

gracias por pasarte guapisima, eres un sol! me encnata como escribes!

besitos!

Cata dijo...

Cata dijo...
Hola Zona iluminada... estupendo blog el tuyo, un placer descubrirlo. Te paso a agradecer los comentarios que dejaste a Carlos de El Blog de Carlos, por su post UN POEMA... Sí, YO soy la autora de esa poesía, y amigos comunes me han avisado en mi otro blog de que ese Sr. Carlos se ha hecho con la autoria del poema sin mencionar al autor a pesar de estar protegido por un copyright...

Eso está muy feo y lamento que haya gente en la red que se dedique a robar en vez de crear...Lo considero una estafa a los amigos que le leen porque no cuesta nada pedir permiso, mencionar a autor o poner el enlace... Una pena.

Besos (Cata)

http://mis-esencias.lacoctelera.net/post/2009/02/10/un-poema