domingo, 21 de noviembre de 2010

Las hadas y el desapego



Otra de las lecciones que nos muestran las hadas es que a veces lo que nos inquieta o fastidia en los demás o en nosotros, en realidad, son aspectos que debemos mejorar en nuestra persona. Eso sin tener en cuenta el hecho de que aceptar lo que nos molesta es una forma de volvernos tolerantes y flexibles con el límite de respetar siempre nuestra dignidad y autoestima. Curiosamente, aceptar algo implica superación y disolución, mientras que el evitarlo o rechazarlo, lo mantiene presente o en el aire. Evitarlo o escapar lo mantendrá latente hasta que vuelva a presentarse. Sin embargo, resulta coherente evitar el ataque de alguien que nos provoca sin razón, por ejemplo, sin que debamos sentirnos mal por ello. En este sentido, la renuncia y el desapego conllevan una posterior y mejor ganancia, material o emocional.

Ser conscientes de lo que nos trae de cabeza, supone un disparador que nos presenta algún aspecto que hay que pulir. Si lo evitamos, nos estamos evitando a nosotros mismos. Es mejor escucharnos y aceptar lo que el momento presente nos brinda para poder evolucionar y enriquecernos. Escaparse y distraerse de uno mismo no nos hace crecer. La vida es un juego que hay que resolver con coraje y alegría.

La existencia es como esa brisa traviesa que nos acaricia el corazón y que nos susurra en cada pensamiento lo emocionante que puede resultar a cada paso.

Cuanto antes aprendamos a aceptar y por tanto a dejar de oponernos a aquello que nos causa temor o preocupación, antes podremos pasar al siguiente paso o sorpresa que la vida nos pudiera deparar. Mirar a la cara al miedo o al agobio sirve para darnos cuenta de la excesiva importancia que hemos dado a cuestiones que, en realidad, no han resultado ser tan relevantes o que nos han mostrado aspectos de nosotros mismos que nunca hubiéramos soñado.

El desapego frente a la dependencia es un buen antídoto contra el sufrimiento. Además, el sufrimiento también tiene que ver con la falta de adaptabilidad y la imposición sistemática de nuestro punto de vista, donde el ansia de control y la vanidad por ocupar una posición estelar no darán cabida al acuerdo o al diálogo. Uno de los inconvenientes es que no abrirse a ninguna sugerencia impide sentirse complementado.

Las hadas nos aclaran que el desapego es fluir y dejar fluir, ser y dejar ser, permitir y permitirse, y añaden que el desapego no tiene nada que ver con la falta de compromiso con lo que estamos haciendo, con nosotros mismos o con los demás, ni tampoco con la dejadez.

Tener buen corazón facilita el desapego porque el desapego no pide nada a cambio. El desapego cede a lo que es mientras que el apego se aferra a lo que queremos que sea.

Cuanto más autónoma y segura de sí misma es una persona, mayor grado de desapego siente y más inmune es al sufrimiento.

De mi página web: http://www.mjesusverdu.com/castella/espiritualidad.htm

16 comentarios:

PRINTOVA dijo...

Llevo unos días mala que me están teniendo apartada del ordenador, siento no poder pasar con regularidad, nada más que mejore sin falta volveré a comentar.

Un besote enorme.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Mal rollo el desapego...

Saludos y un abrazo.

Alexander Camelot dijo...

QUERID@ AMIG@:

PASO A VISITARTE PARA DESEARTE UNA BELLA SEMANA.
GRACIAS POR TUS VISITAS Y COMENTARIOS A MI BLOG.


Deja que el viento corra con fuerza.
deja que rompa la calma del páramo.
deja que tengas mi amistad sincera...
deja que cambie el amargo pasado.
déjate guiar por una nueva estrella...
deja ya de ver los sinsabores amargos.
deja que te abrace una felicidad nueva.

¡Un enorme abrazo!

_ALEXANDER_

campoazul dijo...

Pues decirte que las hadas saben muy bien lo que hacen, yo he descubierto hace un tiempo que los problemas metidos en la cabeza hay que resolverlos lo antes posible, no dejar que nos cambien la vida y no nos dejen vivir en paz con nosotros mismos y con los demás. Me encantó todo el texto porque es positivo y es de gran ayuda.

Besitos.

Marisol dijo...

No hay cosa más difícil que pensar solametne con la cabeza. Reflexivo tu texto.
Recibe un cordial saludo desde Berlín.

Carlos Alberto dijo...

Hola MªJesús! gracias por tus palabras y entradas tan magicas... Tambien es un placer el leerte.

Un beso muy fuertee muackkk)

Steki dijo...

Me encantan estos textos y pensamientos de las hadas.
Lo que dices en el primer párrafo vendría a ser "la proyección de la propia sombra?"
Hay personas que les cuesta el desapego y no logran ser felices. Hay que aprender a soltar. Yo lo hice.
Un beso grande para ti.

Duarte dijo...

Siempre me he sentido atraído por el mundo mágico de las hadas, pero desde que te leo hasta sueño con ellas... momentos deliciosos que me transportan a un mundo maravilloso. Será que deseo evitar ese sufrimiento al que haces referencia?!
Soñaba con los aviones e hasta llegué a pilotarlos, será que me voy encontrar alguna vez con alguna hada? Serás TU?

Besos

Silvia García dijo...

Fluir, dejar fluir, para mi es lo más importante, claro que demanda un gran esfuerzo pero luego nos sentimos livianos.
Gracias María Jesús, por estos escritos tan exquisitos y gracias por tus palabras en mi blog, que confieso me hicieron sonrojar.
Gracias y un abrazo
Silvia

TORO SALVAJE dijo...

Tus palabras son sabias.

Buenos consejos. Gracias.

Besos.

luna dijo...

Maria Jesús, magnifica reflexión has dejado caer entre el cuento, no hay mejor sabiduría que dejarse corregir sin sentirse molesto por el quien te lo dice.El desapego a veces cuesta mucho,ya que yo entiendo que el darse y entregarse a otra persona sin esperar a recibir nada esto es maravillosos, pero a veces cuando se trata de un hijo, de un compañero, o marido nesto te cuesta mucho aceptarlo.pero lo correcto sería el desapego si hay AMOR.

besitos

luna

MAJECARMU dijo...

Maria Jesús,tu escrito sobre el "desapego"me viene de maravilla en estos momentos...Fluir y dejar fluir,no imponernos y aceptar a cada cual con su caracter y formas de vida...No hay duda de que las hadas me susurran todos los días tus letras,amiga.
Te dejo mi felicitación,mi gratitud y mi abrazo inmenso por tu constancia en el espíritu.
M.Jésús

María Del Carmen dijo...

Hola MªJesus.........

Como siempre tus escritos,nos hacen pensar y comprender muchas cosas que nos pasa y no sabemos que es,hasta que alguien no lo explica.......

Hay veces que se mete algun problema en la cabeza y no te deja vivir......

Hay personas que lo superan mas facilmente pero a otras les cuesta mas..............

Muchas gracias por todo y compartir estos escritos......

Que tengas un feliz fin de semana......un beso

gaviota dijo...

pasate por mi blog el perfume y llevate unos obsequios po rmi cumpleaños besitos gaviota

lali dijo...

Siempre que necesito una aliento fresco, y una palabra sabia...acudo a tu blog......gracias

mil besos

Olga i Carles dijo...

El desapego es el arte para fluir serenamente y acogerse al mundo mágico.




Un abrazo.
Grácias.