martes, 16 de noviembre de 2010

Las hadas, el perdón y el amor por uno mismo



Las hadas nos acercan a la idea de que a veces nos quejamos de los demás, pero, sin embargo, nosotros no sólo no siempre no sabemos valorar o integrar la lección de aquello o de aquellos que nos rodean, sino que, además, en algunas ocasiones perdemos objetos o dejamos atrás a personas, y es precisamente cuando vemos que ya no están, cuando entonces caemos en la cuenta de lo poco conscientes que hemos sido respecto al hecho de no haber sido capaces de reconocer hasta ese momento, su gran valor, el enorme sentido que otorgaron en su día a nuestras vidas y los bellos recuerdos que han dejado en ella. Eso sucede, sobre todo, cuando dejamos que la vida nos engulla y no disponemos de tiempo para dedicarlo a aquello que realmente brinda magia a nuestros momentos. ¿Por qué no nos dimos cuenta, cuándo aún estábamos a tiempo? Si así hubiera sucedido, la magia seguiría ahí, con el encanto de aquél o de aquello que ahora se ha desvanecido.

Cuando esto nos sucede, es importante reconocer el error para no repetirlo, perdonarnos a nosotros mismos y aprender a agradecer y a mimar a aquellos y a aquello que nos acompaña en el ahora y a decir sí a todas las bendiciones que la vida nos ofrece, desde lo simple a lo exclusivo. Perdonarnos a nosotros mismos nos permite perdonar a los demás más fácilmente. De este modo, si nosotros somos conscientes de nuestros fallos, también comprenderemos que los demás también tienen el mismo derecho a equivocarse, en función de su estado evolutivo.

No saber valorar a alguien o a algo hasta el punto de perderlo también pudiera estar relacionado con no amarnos lo suficiente a nosotros mismos o con haberse olvidado de uno mismo. Por tanto, en lo primero de debiéramos trabajar es en la profunda apreciación de cada aspecto de nuestro ser para poder luego compartir lo mejor de nosotros mismos con los demás y valorarles por lo que realmente son.

Aquí os dejo dos enlaces de mi autoría y de mi blog Trabajo con seres de luz para trabajar el amor por uno mismo y por los demás a través de la meditación desde las células hasta el ser y la visualización creativa:

http://trabajoconseresdeluz.blogspot.com/2010/10/meditaciones-de-amor-propio-y-por-los.html

http://trabajoconseresdeluz.blogspot.com/2010/10/meditacion-de-amor-por-nuestro.html

Una persona enraizada y afianzada en el amor por sí misma es menos influenciable por las opiniones y los miedos de los demás. Por tanto, su conducta responderá al amor por sí misma y nunca dejará que la inseguridad la empuje a adoptar como suyos los miedos ajenos, sino que la existencia la impulsará a afrontar y a disolver temores e inquietudes.

El hecho de que las cosas son efímeras debiera empujarnos a apreciar lo bueno, mientras permanezca con nosotros, del mismo modo que debemos no aferrarnos a ello y, si llega el caso, resignarnos a su partida, e, igualmente, aceptar que si algo nos inquieta, acabará esfumándose pues todo es pasajero incluso el sufrimiento motivo de nuestra preocupación. Por tanto, darse cuenta de la temporalidad de cualquier angustia contribuirá a sanar, a no aferrarse y a aliviar esos pensamientos negativos con quienes se recrea y se crece nuestro ego. De hecho, lo negativo, bien gestionado, nos acerca a saborear lo bueno, oculto en la realidad más inmediata, aquella que toma forma ante nosotros por alguna razón, si sabemos abrirle los ojos al presente. Cuando no es así, es el paso del tiempo, quien nos lo muestra.

El camino de la aceptación y de la toma de conciencia va de la mano de la serenidad, la autoestima y la atención plena. Así pues, la paz interior, el amor por uno mismo y la alerta son las piezas que nos anclan en la perspectiva más inmediata del momento presente, que, cuanto más amplia y objetiva sea, facilitará una mejor visión y claridad mental para manejar las circunstancias. De hecho, ser capaces de analizar las situaciones desde fuera (en eso, las hadas son unas expertas pues con sus alas pueden ver el mundo desde arriba) sin dejarnos influir por criterios obsoletos o preferencias personales o imposiciones ajenas, nos permitirá adoptar una posición ecuánime y óptima.

Es ideal tomarse el tiempo suficiente para ponderar adecuadamente (sin caer en el otro lado de la balanza, el de la excesiva ponderación basada en la duda, el miedo o la inseguridad) pues a veces las decisiones impulsivas resultan nefastas, pero también es esencial conocernos a nosotros mismos lo suficiente como para poder tomar una decisión rápida en base a nuestra intuición, conocimiento de la situación y buen juicio, si así se requiere. Cuando se tiene la certeza sobre algo y se desea con mucha fe, no surge la duda, pues la elección se toma como la opción que emana de la sabiduría que otorga la confianza en uno mismo y el equilibrio entre el corazón y la mente.

Adentrarnos en el momento presente es la llave del éxito en cada situación concreta que nos descubre el telón de la vida. A veces, el éxito nace del error.

De mi página web: http://www.mjesusverdu.com/castella/espiritualidad.htm

17 comentarios:

Hada Saltarina dijo...

Pues sí, tienes razón: "a veces el éxito nace del error". Me gusta eso que dices de las hadas y su capacidad para sobrevolar los acontecimientos y verlos con perspectiva. A veces se hace muy necesario.

Interesante texto.

Muchos besos

*Luna dijo...

Hola cielo muy cierto tu texto pasare por tus paginas
un beso

Gutierrez dijo...

Leo este enlace a traves del reader de mi pc , por lo cual estoy casi siempre al pendiente de las palabras ..

debo felicitate por que las palabras que has escrito son justas las necesarias que requiero ..

Te agradezco mucho el qeu sigas escribiendo.

Gracias

María dijo...

Hola, amiga, las hadas hacen magia en nuestro interior.

Un abrazo muy fuerte.

silencio dijo...

es un placer volver a deleitarme con los sentimientos y reflexiones que das pues tu corazon noble ofrece bonitas palabras donde el amor y la vida dan un ofrecimiento maravilloso.
besos y gracias por tus palabras en mi noche silenciosa.

NORMA dijo...

Una entrada muy jugosa e instructiva María Jesús.
Un besazo.

Alejandro Kreiner dijo...

El miedo y la inseguridad suelen ser contagiosos.

Saludos.

..NaNy.. dijo...

Hola precioso el escrito, lo más importante es creer en alguien o algo cada cual en lo que quiera pero es muy importante y gratificante. Saludos

luna dijo...

Que razón que tienes Maria Jesús, cuando pierdes a una persona,entonces es cuando te axuerdas de ella y ves el valor que tenia y tú no lo has podido aprovechar,su ausencia es la que te hace ver las cosas.

Bonito comentario para reflexionar sobre las personas quepierdes.

besitos

luna

Diosaoasis dijo...

Si tienes razón debemos tener mucha certeza en lo que queremos y deseamos.

Saludines.

alas de vida dijo...

Creo, que nos relacionamos con el mundo, con los demás como relacionamos con nosotros mismos, y hay está, tenemos tanta herencia a la que no dejaron, ni enseñaron a SER, cuando uno se valora a su mismo, valora todo y todos los que aparecen en su camino. Aunque también hay que entender, aceptar y amar el hecho de que no todo el mundo estará en nuestras vidas siempre, ya sea por una razón u otra en nuestros caminos apaarecen personas que caminan a nuestro ritmo, otras más deprisa y otras más lentas, a veces somos nosotros los que caminamos más lentos y nos retrobamos con aquellos que parecía se quedaban atrás, y así seguimos en la vida en un ir y venir de personas.
Creo que pese a todo, siempre hacemos las cosas lo mejor que sabemos en el momento en que suceden y que los errores son necesarios, con el tiempo, la mayoría de veces, nos damos cuenta, que los errores son grandes aciertos.
Ufff...Perdón por la parrafada, me salió así. Un abrazo querida MªJesús.

La Gata Coqueta dijo...

La sonrisa

Se acerca
el fin de semana

Y ello hace
que sienta la necesidad

De robarte
el gesto de la sonrisa

Para llevarla
prendida en mi pecho

Y recrearme
de la agradable sensación

Que has acumulado
durante el resto de los días
pensando en su llegada...

¡Gracias por tu sonrisa!
Que a colmado mi espacio vital

¡Feliz fin de semana para ti
y para aquellos que te acompañan!

María del Carmen

campoazul dijo...

Desde luego que demasiadas veces echamos de menos a alguien cuando ya no está con nosotros, erramos en demasiadas ocasiones. El conocernos, aceptarnos y perdonarnos es primordial para vivir en plena armonía con los demás..., es mucho lo que tenemos que aprender de las hadas...

Besitos.

Silvia García dijo...

Impecable escrito María Jesús, para reflexionar de punta a punta.
Cuantas veces perdemos a seres que amamos y no le dijimos todo lo que sentíamos por ellos.
Gracias por estas palabras.
Que tengas un hermoso fin de semana.
Un abrazo
Silvia

Juan dijo...

Excelente entrada que nos permite reflexionar sobre el perdón y el amor a nosotros mismos y a los que conviven con nosotros.

Que pases un feliz fin de semana.
Un abrazo.
Juan Antonio

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola María Jesús

Estoy contigo, en que el autoconocimiento, la confianza en una misma son bases fundamentales para conseguir el equilibrio para afrontar y superar los miedos. Esos que nos causan angustia y a la vez nos ayudan a seguir creciendo.

Bonita entrada.

Besotes.

MAJECARMU dijo...

Serenidad,autoestima y atención...O lo que es lo mismo,paz interior,amor por uno mismo y alerta ante todo...!
Es importante valorarse,perdonarse y aceptarse siempre de la mano de la humildad y no del orgullo...
Mi querida amiga,siempre me haces pensar y buscar en mi interior.
Te dejo mi gratitud y todo mi aprecio con un gran abrazo.
M.Jesús