viernes, 29 de octubre de 2010

La lección que el duende le dio a la ondina



Érase un vez una ondina que se bañaba en un río abrazado por una cordillera de montañas, la cual jugaba con la brisa y con sus mechones de cabello dorado como la luz del sol y del fuego.

Un duende se le acercó y se presentó como el Duende del Momento Presente. Este duende le explicó que en su mundo no existían las preocupaciones porque sólo se podía vivir desde la conciencia, desde una dimensión plenamente presente en la que el futuro y el pasado no existían.

-Bella ondina –le dijo-. Simplemente, voy caminando de un instante al otro. Jugando en torno al círculo del ahora, en torno a ti, susurrando en el lenguaje del viento, entremezclándome con la naturaleza y con el trino de los pájaros. Por tanto, nunca me agarro al instante, simplemente me entrego a él.

-Gracias por el consejo –le dijo la ondina- Me has enseñado que la preocupación es una forma de aferrarse al sufrimiento pues al hacerlo no somos conscientes de que todo pasa y lo que pasa es para dejarnos la lección que cada instante nos brinda.
Safe Creative #1010297719973

20 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

Me agradó leerte en esta tarde de viernes. Ha sido un placer pasar por tu interesante espacio virtual

muchas gracias por la huella
muchas felicidades también para ti

campoazul dijo...

¡Que razón tiene el duende! Ojala pudiéramos vivir solo el presente sin más, pero no es posible, de todos modos los recuerdos si bien los hay malos otros son entrañables, hay que escoger los mejores para vivir un presente y un futuro lo mejor posible...


Besitos.

Madame Minuet dijo...

Madame, me gusta eso del duende del momento presente. Yo creo que tendria que aparecer con mas frecuencia en nuestras vidas.

Buenas noches

Bisous

ROSALIA dijo...

Precioso amiga. Como siempre un placer leerte.
Besos wapa.

silencio dijo...

Vivir en la alegria y sentir que todo es confortable es un sentimiento que nos hace ser más nobles y amables personas. Aunque el tormento y sufrimiento sea intrinseco debemos emitir vida y satisfaccion por vivir y asi alcanzaremos momentos de verdad y placer.
Siempre son bonitas las palabras y sentimientos que ofreces. Eres una estupenda persona. besos amiga.

Ignacio Bermejo dijo...

Es genial, porque en cierta forma, bien pensado, es muy cierto que sólo existe el presente.

*Luna dijo...

Muy bello cielo buena leccion la preocupacion solo nos lleva a sufrir
un beso y feliz fin de semana

TORO SALVAJE dijo...

Vivir el aquí y el ahora.
Lo pasado ya no existe y el futuro es incierto.
Para qué preocuparse?

Besos.

TriniReina dijo...

Hoy, además de un bello cuento, nos dejas una gran enseñanza.


Besos

TriniReina dijo...

Es curioso, este comentario de Elisa, es igual que el que dejaste en mi blog:)

Alejandro Kreiner dijo...

Me gusta la frase: "entregarse al instante".

Saludos.

Juan Escribano Valero dijo...

Hola mi Hada Buena: Como ya estoy en franca mejoría mi enfermera jefe me deja tiempo para hacer visitas, así que aquí me tienes para darte un abrazo

alas de vida dijo...

Que sabio el duende..
Una vez leí en algún sitio, que preocuparse es como rezar para que lo que no quieras que suceda pase.
Lo único que tenemos es eso, el instante presente, así que vivamos en él, no para atraparlo, sino para que no se nos escape entre los dedos...
Encantada de leerte. Un abrazo presente con presencia infinita.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Una tarde más aquí me tienes perdido entre tus cosillas. Precioso como siempre.

Saludos y un abrazo.

Carlos Alberto dijo...

Hola MªJesús! un buenisimo consejo el de duende muy cierto.

Me encanto el leerte de nuevo.

Que pases un gran sabado. ¡¡¡feliz Halloweennn a tod@s!!!

Saludos.

CARLOS.A

don vito dijo...

Hola, que duende más sabio...gracias por tan bellas letras, he regresado para quedarme aquí, gracias, pasa buen domingo, besos.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola:
He disfrutado con la lectura de tu hermosa historia. Me he dejado llevar por su magia y por su ensñanza en un viaje divino. Bello. Besitos:
Tadeo

Alma Mateos Taborda dijo...

Sin dudas, un duende muy sabio, a veces no sabemos vivir sin preocuparnos. Una gran lección para aprender y poner en práctica. Un abrazo.

luna dijo...

Hola mi preferida CUENTA CUENTOS, me ha gustado mucho este de la Ondina y CON QUE INTELIGENCIA NOS HACES REFLEXIONAR SOBRE las "preocupaciones que es una manera más de aferrarse al sufrimiento"

Gracias por ese consejo tan actual en estos tiempos que vivimos.

besitos Maria Jesús de esta admiradora que te sigue tan gustosamente y sabe apreciar mucho lo bien que escribes y CUENTAS, por eso a partir de estos momentos serás MI PREFERIDA CUENTA CUENTOS.

Diosaoasis dijo...

Que buen mensaje me da una enseñanza.

Saludines que tengas un bonito dia.