viernes, 29 de enero de 2010

Cuento del enanito y su árbol


Érase una vez un enanito que desde que nació, cuidó con esmero de un árbol del bosque donde vivía. Solía hacerlo con todos los árboles, pero con éste, especialmente. Así que le prodigaba los mejores cuidados y el árbol le correspondía, guareciéndolo de las gotas de lluvia, de la ventisca, refrescándole con su sombra y filtrando con sus hojas los calurosos rayos de verano.


El enanito había conectado con el espíritu de su árbol, por eso, le encantaba sentarse debajo de él y sentir cómo le protegía. La copa de su árbol le parecía majestuosa y podía percibir el equilibrio de la energía de la tierra que succionaban las raíces del árbol con la del cielo, recogida por las hojas. El enanito se apoyaba contra el tronco del árbol y le parecía que se mecía entre el cielo y la tierra, en un dulce vaivén que lo adormecía lentamente…


Estar con su árbol le producía una sensación de paz y de confianza en los elementos de la naturaleza. Esa naturaleza verde que él adoraba. De cada elemento del bosque se desprendía una sensación de vida latente que el enanito podía captar y proteger.

Pero un día un rayo destruyó el árbol y el enanito no paró de llorar. Lloró tanto que el suelo empezó a humedecerse y con los primeros rayos del sol, apareció en el mismo lugar donde antes estaba el árbol, un tímido brote… Cuando el enanito lo vio, se alegró y reconoció a su árbol y… ¡empezó a dar saltos de alegría!. Su amigo, el árbol, había decidido volver a renacer ante tanto llanto. Así que el enanito empezó a cuidarlo con esmero…


Safe Creative #1001295406958

19 comentarios:

HADALUNA dijo...

Leyéndote me traslado siempre a lugares mágicos.
Gracias por hacerme soñar.

Besitos.

Striper dijo...

Ûn conte precios, Bon cap de setmana.

vuelo de hada... dijo...

Y la vida misma es un cuento, muchas veces nos sentimos protegidos por algo o por alguién y al perderlo sentimos que nos derrumbamos, aunque siempre habrá una nueva esperanza de vida.
Un abrazo me encanta leerte.

*Luna dijo...

Hola cielo un cuento magico me gusto mucho
un beso y feliz fin de semana

Antonio dijo...

Sabes una parte de este cuento, me dejo como dice ahi "parecía que se mecía entre el cielo y la tierra, y la verdad es que me dejó así, como un momento mágico que pasó por mi mente y mi espíritu, gracias amiga.

Un abrazo mágico Mª. Jesús.

Silencios dijo...

Como un maravilloso brote son tus letras, querida niña. Magia y nostalgia.

Mis besos siempre

Juan Escribano Valero dijo...

Hola mi Ada Buena: ¡Que bien se está en tu mágico mundo! Llevas razón, cuando la vida nos arrebata algo, no debemos desesperar, solo mirar con esperanza a nuestro alrededor y veremos ese brote que viene a recompensarnos por la pérdida anterior.
Un fuerte abrazo María Jesus

Carlos Alberto dijo...

Hola MªJesús!!! son preciosos tus cuentos,,, espero que te vaya todo muy bien.

Un beso muy fuerteee

SALUDOSSS y feliz domingo.

luna dijo...

Maravilloso Maria Jesús, he disfrutado mucho leyéndolo y pienso que siemepre se ha de cuidar mucho la naturalez, pués nos dá mucho entre ellos la vida. se dice que las personas tienen que PLANTAR PRIMERO UN ARBOL,ESCIBIR UN LIBRO y TENER UN HIJO para estar completamente de acuerso consigo mismo jajajaja.Esto último se puede hacer con la adopción.

besitos

luna

Franziska dijo...

Con tu relato me has transportado a los bosques y a los cuentos de mi niñez. Ha sido un viaje prodigioso que hace mucho tiempo no realizaba.
Gracias por tus cariñosas palabras en mi blog. Perdona si yo no acudo con la debida diligencia a visitarte: es que ando un tanto distraída con otras muchas cosas.

Jacquie. dijo...

Hola amiga, perdona que no pude escribirte antes, pero ya estoy aquí.
Que lindos tus cuentos Maria Jesús, son histórias preciosas!!.
Mañana principio de semana, te deseo lo mejor guapa.
Muchos besos
Jacquie.

Zoe dijo...

Fué tanta su tristeza por el amigo que renació. precioso cuento Mª Jesús..me sienta bien pasar y encontra esperanza y calma aquí...

besos

Coaching para Todos dijo...

Precioso María Jesús. Ojala las cosas no nacieran del llanto tan a menudo, aunque dicen que las lágrimnas son el rio de la vida.....

Duarte dijo...

La vida es cíclica...
Falló la seguridad en el bosque. Se olvidó del pararrayos... bueno, a esperar que crezca...
Que ternura!
Besos

La Gata Coqueta dijo...

El nuevo brote o semilla del árbol preciado, le va a seguir dando la seguridad necesaria para estár unido a través de el con la tierra y el cielo y seguira soñando dulces y amorosos sueños.

Un abrazo y un beso de esta que te ha visitado.

Marí

María Del Carmen dijo...

Hola mi Hada escritora.
Si bonita son las poesias y los escritos que haces,los cuentos son maravillosos....

Yo coleciono cuentos y leyendas,yo no tengo ese don de la escritura,pero me encantan,la imaginacion de otras personas,que nos llevan a mundos fantasticos....
con tu permiso y orgullosa de poner en mi cuaderno tu nombre los voy a copiar....

Que tengas una feliz semana

un beso

Paco Merlo Ansin dijo...

Hola! Si has perdido tu paraguas quizás lo encuentres en mi blog. Si coges otro no pasará nada, si no lo necesitas o no te gusta ninguno puedes llevarte de recuerdo alguna de mis fotos para tu blog o para lo que quieras, me sentiré muy halagado.
Ansin soy yo!

Tony Amesty dijo...

Un relato muy tierno y hermoso.

Tiene un mensaje guardado muy bueno.

Un abrazo

lali dijo...

Como siempre "genial"....que viene de "genio"......y esta eres tu....


mil besos