viernes, 11 de enero de 2008

Ángeles



Ángeles

Los ángeles nos transmiten una profunda sensación de paz, que cada vez necesitamos más en este mundo de agobio y prisas. Existen rezos, plegarias, cartas de ángeles y otros métodos para invocarlos. Aunque, a veces, pueden ser perfectamente sensibles a un simple pensamiento desesperado nuestro ya que son criaturas que se acercan a nosotros pues su misión es amarnos y protegernos. Pueden comunicarse con nosotros a través de nuestros pensamientos.
Todos tenemos un ángel de la guarda y creer en ellos sólo es cuestión de fe. Eso sí, nunca debemos olvidarnos de darles las gracias si acuden a protegernos.
Entre los ángeles más conocidos están el arcángel San Miguel (que nos fortalece y nos protege de los miedos), San Gabriel (nueva dirección en carrera y estudios), Uriel (para los cambios trascendentales), Zadkiel (o ángeles de la alegría) o Rafael (sanación), aunque ellos tienen muchísimos más dones. También existen los 72 Genios de la Cábala a quienes podemos dirigirnos, a cada uno en función de lo que deseemos pedirles. En este sentido, Los ángeles al alcance de todos de Kabaleb y Soleika Llop es un libro excelente. Para comunicarnos con ellos, aparte de nuestra petición y oraciones podemos crear nuestro altar particular y encender una vela según el color que rija a cada ángel. También podemos escribirles nuestras peticiones, !lástima que el Universo no tenga una dirección o domicilio particular!

Texto Inscrito en el Registro de la Propiedad Intelectual

3 comentarios:

Franziska dijo...

Cuando estuve en mi primera visita no quise dejar ningún comentario y estuve pensando en el tema que tú planteabas con tanta sencillez y sinceridad.

Todavía no hace dos años que murió mi marido. Después de que él partiera a buscar su lugar en el más allá de las estrellas, a mi me ocurrieron algunas cosas curiosas. Parecía que sentía algunas veces como una suave presencia que me indicaba cosas a través de mis propios pensamientos o incluso de los movimientos de mi cuerpo para tomar determinadas decisiones. Llegué a pensar que el espíritu de él estaba aún a mi lado pero claro lo que tú afirmas sobre los ángeles también podría ser otra explicación.
Estaba muy necesitada de ayuda. Por primera vez en mi vida me enfrentaba a la soledad bajo las cuatro paredes de mi casa y esto me afectó. Todo está superado ahora. Tengo tres hijos que me visitan todas las semanas, amigos, me relaciono con personas en todos los sitios a los que acudo: soy sociable. Pero mi situación era igual ahora que entonces y sin embargo, ahora estoy tranquila y he dejado de sentir esa presencia: esa es la razón por la que creo que. quizás, fueran los ángeles. ¿Qué te parece?

Un saludo muy afectuoso.

Maria Jesús dijo...

Querida Frankisca:
En primer lugar, quisiera agradecerte todos los comentarios que haces sobre mis escritos. En segundo lugar, agradecerte tu alto nivel de sinceridad, cosa que me halaga.
La situación que me describes me hace intuir que pudiera bien deberse a los ángeles ya que ellos son seres que se comunican de forma suave, sutil, delicada. Pueden comunicarse a través del pensamiento o con un susurro, con el hecho de sentir una leve brisa soplando sobre tu piel o incluso el hecho de visualizar un destello de luz, que desaparece acto seguido. Todo ello va acompañado de una sensación de paz y serenidad. Nunca sientes miedo. En ocasiones, sabes o intuyes que están cerca porque la armonía se respira en el ambiente...Puedes impregnarte de ella, notas como te posee.
También pueden aparecerse en sueños o en el plano real.
Yo practico frecuentemente la meditación y siempre me lleno de su luz purificadora y penetrante, que me abre el camino de mi paz interior (tan necesaria, sobre todo, con los tiempos que corren hoy en día).
Escríbeme siempre que quieras. Para mí es un placer hablar de estos temas.

María Jesús

Rosamari dijo...

Si Creer en los Ángeles es percibir que no estas sola, no temer a la soledad, sentir como alguien te guía, yo creo en los Ángeles ellos me ayudan a sobrellevar mi enfermedad con cierta dignidad.
Me encanta como describes a estos seres sobrenaturales que sin duda están hay, lo mismo tu forma de escribir tan...Natural y sincera.
Un beso
Rosamari