lunes, 28 de enero de 2008

La pereza


La pereza

La pereza es una inercia que hace que el individuo no manifieste ningún tipo de interés en la actividad que trata de llevar a cabo. Por tanto, ante cualquier obstáculo el individuo perezoso se desanimará y de forma natural tenderá a la crítica y a la queja y, además, empujará a otros hacia este camino.

La pereza es un enemigo de la fuerza de voluntad, la motivación y la perseverancia necesarias para llevar a cabo nuestros objetivos con éxito. Un individuo perezoso no suele comprometerse consigo mismo ni con los demás, y, por supuesto, con cualquier excusa de desentenderá para afrontar los obstáculos que son necesarios superar para crecer y evolucionar como individuos. Las personas perezosas suelen ser inmaduras porque no tienen iniciativa, nuevos intereses o ideas enriquecedoras. Odian el cambio.

Un individuo perezoso es enemigo de las normas ya que no tiene sentido de la disciplina y no es entusiasta ni enérgico. Más bien, mantiene una actitud pasiva, conformista y resignada
.

Texto Inscrito en el Registro de la Propiedad Intelectual

9 comentarios:

emiliodom dijo...

Mi distinguida Maria Jesus; Te diré ya que no lo puedo remediar, que con respecto a tu escrito, tienes una buena visión y concepción del tema. En efecto, la persona que carece de diligencia contrapartida de la exposición, no tiene sentido de la responsabilidad, ni del orden, menos aún de la disciplina.Sin ella,pocos logros podemos alcanzar en la vida, -es más me atrevería a decir siendo realista -que ninguno. Por consiguiente estoy en total acuerdo con tu postura y visión. Un saludo muy sincero.

Trini dijo...

Tienes razón en lo que dices en este texto. No puedo entender la vida refugiada en la pereza. Esa palabra, afortunadamentem no está en mi diccionario:):)

Saludos

aná dijo...

Creo que en algún momento de nuestras vidas podemos ser perezosos sin que signifique nada. Un día que estamos sin ganas de hacer nada. Pero al día siguiente rendimos como el que más. Saludos.

neurotransmisores dijo...

Muy buena definición de la pereza. Me quedo con la frase "odian el cambio"

*MeL* dijo...

María Jesús: Te pido mil disculpas porque no se por qué tu comentario no me llego a mi bandeja de entrada, y hoy, entré a buscar el comentario de una persona a mi post de " tal cual soy" y leí el tuyo.
Gracias por haber pasado por mi cuarto, todavía no entiendo cómo fue que pasé por alto tu mensaje...


Volvé cuando gustes por favor, que para mí es hermoso que me visiten.

Respecto a tu ultimo post supongo que está en otro idioma pues no lo entendí bien, no traté de leerlo, pero .. es catalán?


Y respecto a este que habla de la pereza, me pasa tantas veces, cosas q no me da ganas de hacerlas.. sin embargo, si me gusta el cambio y me dan ganas de crecer y siempre hago cosas nuevas, salgo que hay determinadas otras con las que no puedo lidiar, por ejemplo y me está pasando en este momento, estudiar para los finales pero sobretodo para FILOSOFÍA, que debo rendirla el 21.

Que tema!!! Bueno, pase a saludarte... espero que regreses o por mi cuarto o por mi diario.

Con cariño, desde Córdoba Argentina.

Mel.-

Franziska dijo...

A veces conviene relajarse un poco. Un poquito de pereza también puede ser bueno para el pobre cuerpo al que solemos torturar con tareas que él no puede comprender pero que no tiene otro remedio que realizar.
El cuerpo se defiende con la pereza y es una manera de manifestar la falta de interés real. Bueno, está bien. Si no nos costara esfuerzo, lo haríamos pero si tenemos que trabajar para conseguirlo, pues va a ser que no.

Es el momento de pensar que algo no va bien y hay que buscar otra motivación que, de verdad, nos interese.

Es sólo una opinión sobre el tema no es que yo quiera imponer mi criterio: Dios me libre.

Un abrazo.

L.P.N dijo...

Yo soy perezosa una tarde a la semana (los viernes). Aunque prefiero llamarlo despejarse, desconenectar... soy una perezosa a tiempo parcial entonces, jeje.

Siberieee. εïз dijo...

Mmm... qué bé que t'expliques! El meu pare em va ensenyar que la mandra és mala consellera (jo soc hiperactiva així que no hi he anat mai de la maneta)tanmateix discrepo-discrepoooa.En conec uns quants de mandrosos, MANDROSOS PER FER FEINA, només ho son de dilluns a divendres...el cap de setmana tenen energia per pujar muntanyes, per sortir de festa, per anar a museus i parar un tren ;p!
ja veus... :o)

Señor De la Vega dijo...

Defensor como soy de la pereza hasta sus últimas consecuencias y así lo he publicado.
Lucharé por la pereza con orgullo,
y rebatiré cada una de su líneas
y argumentaré con lógica y convicción mi postura perezosa.
Y de ese modo le explicaré iluminada señora, que vive entre penumbras de diligencia y laboriosa equivocación grandilocuente...y Oaaahhh, perdone que se me abra la boca, pero hoy ando más dormido que nunca en mis palabras, con pereza perruna y no de Zorro.
En fin, para que insistir si a estas horas las ganas me abandonan... pero prometo volver y desarmarla hasta dejarla desnuda, acaso de razones y de esa pesimista visión acomodada entre duras enaguas del XIX victoriano... Aaahhh, de la pereza al cielo...
Suyo queda entre encantados sueños y estiramientos perezosos, Zzzzz+-----