domingo, 18 de noviembre de 2012

Los Elfos

 
Los elfos somos criaturas amantes de las tranquilidad, la naturaleza y todo lo que ofrece la Madre Tierra en su estado puro y salvaje. Por eso, estamos comprometidos con ella desde nuestro nacimiento y seríamos capaces de hacer todo lo necesario para su preservación como buenos guerreros que somos.

Somos ágiles, escurridizos y reservados. No gustamos de estar cerca de los humanos a nos ser que tengan un corazón extraordinariamente noble, sensible y altruista o bien que en anteriores encaranaciones hubieran encarnado en los de nuestra especie. 


Vibramos en el mismo nivel energético que el reino de las hadas y han llegado a nacer hermosas criaturas cruzadas de ambas especies. Son seres élficos y hadados que cruzan el umbral con un propósito especial no siempre fácil. 

Desde nuestro reino élfico presenciamos y vivimos todo lo que sucede con la Madre Tierra y a veces nos sentimos tristes por el dolor inflingido al planeta y a sus reinos animal y vegetal. 
 

Como la brisa que te habla con su susurro al atravesar las ramas de los pinos, nosotros nos acercamos a ti desde niña pues te recordamos como una de los nuestros. Sabemos que los humanos no siempre te han tratado bien, pero al ir cada vez ocupando tu lugar, mientras van encajando todas las piezas, sólo los que somos como tú fluiremos contigo y seguiremos un sueño alado y mágico en el que todos estaremos despiertos. 

Deja de preocuparte por cosas que no van a suceder y siéntete libre, liviana y elevada como la hada que fuiste emparentada con los elfos. 


Como el olor profundo y fresco de este valle te embriaga los sentidos, nuestra magia llegará a ti en forma de silencio y seguridad.    

Los elfos nos dejan este relato desde su hogar en el bosque:

"Me encanta escuchar la lluvia. Es uno de los sonidos más relajantes y sagrados que conozco.  Es como si las voces susurrantes de mis antepasados se desprendieran de cada gota. Cada gota impacta en el suelo y deja su frescura y sus nutrientes a la tierra. 

La lluvia contemplada desde el calor del hogar, me adormece y me aletarga los sentidos. Esta caída libre del agua que proviene del cielo siempre trae bendiciones y transformación.

La lluvia es como una madre celestial que trae alimento a su hija Tierra.

Los chasquidos de las gotas de lluvia que impactan en la cristalera de casa, me despiertan de mi estado de ensoñación y me recuerdan que sigo aquí. Desde el presente, el instante se deja caer mansamente, como la  lluvia, y nos trae nuevas experiencias momento tras momento. La vida es una constante lluvia de acontecimientos que nos convierten en lo que hemos venido a ser.

Viendo llover me da la impresión de que la lluvia limpia mis preocupaciones, sintiéndome entonces más ligera y anclada en el ahora.

La gotas de lluvia reposan en la vegetación del bosque como un rocío matinal adicional que reciben las plantas y que embellece su aspecto. 

Las hadas se esconden tras la cortina de lluvia, mientras los duendes juegan a perseguir las gotas.


Los elfos presenciamos el instante y sentimos el regocijo de la Madre Tierra. En silencio, contemplamos el curso de la existencia, presagiando los ritmos del planeta y velamos por él. La Madre Tierra es nuestra divinidad y respetamos sus ciclos. 

La lluvia regenera la tierra y hace estallar el colorido y la belleza de las flores y árboles. El bosque reluce tras la lluvia y reaparece más callado que nunca. 

Me perdería en este bosque bendito de luz cuyo verdor es obra de la Madre Tierra.

La acción incesante de la lluvia ha desdibujado los senderos y los convierte en regueros que formarán charcas donde amanecerá nueva vida acuática. El caudal de ríos, pantanos y lagos restablece su equilibrio y una nueva luz lo sigue bañando todo."     
    
Safe Creative #1211182699152

    Os recomiendo esta web sobre los Elfos: 

11 comentarios:

AMBAR dijo...

Hermoso tu mundo interior, Maria Jesús, muy hermoso.
Leerte invita a soñar con esas entidades mágicas que protegen (su) y nuestro hogar, deberíamos aprender a amar y cuidar de la madre que nos alimenta y sostiene en cada instante de nuestro tiempo presente.
Un abrazo Ambar

Carlos Alberto dijo...

Hola M.Jesús! cuanto me gusto leerte de nuevo; un relato que desprende un aroma y encanto especial. Bello este mundo de mágicos seres, quede atraido por el poder de sus historias.)
Agua de lluvia, que cura y nos da alimento, un bien necesario para que la vida de nuestros bosques siga adelante... UN ABRAZO.



Carolina dijo...

Queridas hadas y elfos, saludos desde mi bosque donde esta lloviendo y tambien siento la bendicion, el frescor y paz que ella envia del cielo. Tambien envio un saludo fraterno a Maria Jesus, el hada madrina del encantador mundo elfico.

Alejandro Kreiner dijo...

Todos los acontecimientos naturales tienen su encanto... ver llover estando resguardado e incluso mojarse bajo la lluvia (cuando la temperatura lo permite).

Saludos.

FANTASIA Y REALIDAD dijo...

Me encanta que los elfos hablen porque así se que les gusta y que no,y tienes razón cuando la lluvia es fuerte se pueder ver seres mágicos sobre todo duendes.

Un abrazo!!

TORO SALVAJE dijo...

Yo quiero vivir ahí.
Este mundo es muy feo.

Besos.

Biblioteca del Colegio Príncipe de Asturias dijo...

Estimada Mª Jesús:
Quiero agradecer tu comentario a mi poema "Malala", publicado en "Tejiendo cuentos y poesias",además invitarte al blog de la Biblioteca escolar de mi centro de trabajo, su nombre es "Leer es siempre un viaje sorprendente" y ha comenzado a andar recientemente.
Gracias y enhorabuena por tu blog.
Julio Jiménez

Ricardo Tribin dijo...

Ma Jesús.

Muy grato leerte y enterarme acerca de los Elfos.

Recibe un abrazo especial

HADALUNA dijo...

Hacía mucho que no pasaba a tomar café por tu casita, pero veo que sigues teniendo la misma magia que siempre.

Besos de hada.

PEPE LASALA dijo...

Qué bonita entrada Mª Jesús, es un mundo dentro de este mundo, y los dibujos me han encantado amiga. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

MAJECARMU dijo...

M.Jesús,esos elfos nos recuerdan muchas cosas...que hemos olvidado y cuando cae la lluvia sentimos miles de nostalgias y sentimientos...La lluvia nos trae voces y vivencias,que nos abrazan y nos sentimos nuevos,llenos de fortaleza y luz...
Mi felicitación por la magia de tus letras y de tus dibujos,que me encantan por su colorido y transparencia,amiga.
Mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre,poeta y amiga.
M.Jesús