jueves, 7 de julio de 2011

El niño y las luciérnagas


Érase una vez un niño triste cuya infancia siempre había estado marcada por el desconsuelo y la desdicha de tal manera que su mirada siempre estaba húmeda, como si estuviera a punto de llorar. Una noche de verano el niño estaba sólo en el bosque gimiendo y lamentando las circunstancias adversas que le afligían, cuando un grupo de luciérnagas comenzaron a volar a su alrededor. Ese espectáculo mágico de luces voladoras que parecían abrazarle hizo sonreír al niño. Era la primera vez que lo hacía pues se sintió querido. En ese instante, un hada se le apareció y le dijo que pronto se acabaría su tristeza. El niño y su familia habían sido víctimas de un maleficio de un brujo que los sumió en un estado profundo de pesadumbre que la luz de las luciérnagas y del hada habían conseguido romper.

Desde ese momento, el niño vivió alegre y feliz y cada día sonreía junto a su familia. Cada noche, visitaba a sus amigas las luciérnagas, que tanto le habían cambiado la vida y, cuando se iba a dormir, soñaba con su hada.

Safe Creative #1107079626908

22 comentarios:

Arwen dijo...

Un cuento precioso y muy mágico porque siempre hay que creer en la magia...y abrir el corazón...escribes como los ángeles mi querida amiga, besitosssss cariñosos...

Arwen dijo...

Se me olvidaba decirte que tienes un premio amoroso en mi blog...besosss

delfin en libertad dijo...

Ah, siempre me han gustado las luciérnagas...son mágicas. Precioso relato. Abrazos!

luzysolyluna dijo...

Hola Precioso cuento.Se me perido tu dire de blog, lo vuelvo anotar. Espero no cierres nunca tu blog, y asi cuando tenga nietos, pues leerles un día tus preciosas historias. Gracias por escribir tan bellos cuentos.
Un abrazo.

lali dijo...

Las Luciernagas!!!! siempre magicas, aportando luz a la oscuridad....buenas amigas cuando te acompaña la tristeza.....

bello...bello!!!!
mil besos

magda dijo...

He entrado para leerte cuando vi tu comentario a mi cuento LA LUCIÉRNAGA CANDELILLA y me he encontrado conque tenía unas cuantas amigas y un pequeño amiguito... Bonito cuento.
Un saludo afectuoso. MAGDA.

Ligia dijo...

Muy lindo el cuento. Abrazos

La Gata Coqueta dijo...


Vamos a celebrar el día de la amistad con unos días de adelanto...

Una de nuestras amigas fue quien lo inició hace unos días, y lo continuo con parte de sus regalos.

Más otro que yo he personalizado, pensando en ti, que lo encontrarás al final de los demás, con el que acompaño para que tengas variedad para compartir.

Los obsequios están en Mis caricias del alma, en la entrada subida con fecha día siete.

Un abrazo de madreselvas para este fin de semana, que a través del aroma envuelven con ternura los sueños que anidan en los corazones...

María del Carmen

Rayén dijo...

Las luciernagas siempre me han parecido magicas como las hadas.Hermoso cuento.
Amiga pasa por mi rinconcito me gustaría compartir contigo el Premio Colores.

Un abrazo grande!!

Duarte dijo...

Aqueles pirilampos que iluminavam a noite, era verão!

Aquellas luciérnagas
que iluminaban la noche,
era verano!
Es lo que recuerdo
de mi infancia
al ver aquella "lucecita"
que volaba.
La seguía,
ya que me intrigaba.

Me ha encantado, como siempre, este bello cuento, que a su vez me ha aproximado a mi infancia.
Gracias

Un gran abrazo

ion-laos dijo...

Siempre hay una luz al final del túnel y la esperanza nunca se debe perder. Ese niño encontró su esencia, su Ser y eso fue lo que le iluminó.

Buen finde, besos.

Juan Escribano Valero dijo...

Hola mi Hada Buena: Ahora que la fiebre parece haberse tomado un descanso, vengo a visitarte para agradecerte tus visitas y darte un fortísimo abrazo.
María Jesús mandame alguna de tus hadas,yo te mando agradecido un fuerte abrazo y si tu marido no se ofende un beso fraterno

Taty Cascada dijo...

Siempre existe un punto al final del túnel que nos regala la luz. Las luciérnagas representan la esperanza que siempre debe estar como amiga, compañera, y las hadas son los sueños que siempre nos deben acompañar.
Un beso.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola María Jesús

Qué bonito, la luz y el amor rompen cualquier hechizo y maleficio.

Además el reconocimiento y la gratitud tampoco abandonaron a este niño. Recordándonos que debemos dar las gracias por todo lo que somos y tenemos.

Besotes.

La Gata Coqueta dijo...


No soy de aquí, ni soy de allá...

Eres de todas partes por ser un sabio mensajero del amor y la paz...

Ciudadano del mundo, que un desafortunado sábado acallaron el manantial de su voz. Sus palabras se quedaron en penumbra silenciosamente prendidas en la cornisa del viento. Y desde ese instante su legado de vida, que su buen hacer a engendrado, sigue recorriendo los hemisferios posándose en cada una de las comisuras del tiempo para continuar creciendo con él en el recuerdo.

Ama hasta convertirte en lo amado, más aún hasta convertirte en el mismísimo amor... Facundo C.

Hoy muchas bitácoras están de luto la mía también, y con estas palabras me sumo al dolor que América latina esta sintiendo en estos momentos.

Pido disculpas por esta intromisión... No puedo evitarlo la tristeza hoy me puede...

Sin olvidarme de desearte un comienzo de semana lo más brillante posible!!

María del Carmen

Tere dijo...

me ha encantado esta entrada, tiene una gran moraleja, pues despues de una puerta cerrada se abre una ventana!

besitos

Tere dijo...

magnifica entrada, la verdad es que escribes de maravilla, da gusto entrar en blogs de esta categoria.

besitos!

Alejandro Kreiner dijo...

Muchas depresiones del presente son secuencias de tristezas del pasado.

Saludos.

TriniReina dijo...

Que todas las luciérnagas alumbren a todos los niños y borren lágrimas y llantos.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Bien por el Hada y bien por las luciérnagas.

:)

Besos.

MAJECARMU dijo...

La esperanza nos salva siempre,nos conduce a la luz.La imaginación y los sueños son el camino mágico,que alternamos con el camino real y hace que el espíritu se eleve y crezca por encima de las circunstancias.
Gracias por tus luciérnagas y tus hadas,que nos conectan con la niña interior,que sonríe feliz.
Os dejo por un tiempo,que pases un feliz verano con los tuyos.Te dejo mi abrazo inmenso y hasta pronto,amiga.
M.Jesus

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias Mª Jesús por tu visita.
Tus luciérnagas, son para mi algo necesario en un cuento de hadas, de aquellos que escribía cuando era una niña de 7 años con una viva imaginación.
Te dejo mi ternura
Sor.Cecilia