viernes, 13 de mayo de 2011

El hada y el gnomo del bosque


Érase una vez un gnomo que habitaba en un árbol enorme de un frondoso bosque. El gnomo amaba a ese árbol por encima de todas las cosas pues le procuraba cobijo y era su hogar. Un hogar hermoso, sobre todo, cuando la luz del sol guiñaba el ojo al nuevo día y los haces luminosos se colaban entre las hojas verdes y tiernas y se dejaban caer, confiados y alegres, hacia el suelo para iluminarlo y llenarlo de calidez. Además, el gnomo podía jugar con esos haces de luz e, incluso, esconderse tras ellos. Al gnomo la vida le parecía ligera y un asombroso juego repleto de magia, de intuición y de imaginación.

El gnomo vivía su existencia con agradecimiento y honraba cada instante con tanta veneración que incluso a veces los animalitos se sorprendían de su amor por la naturaleza y por su amado bosque. Pero el gnomo sentía desde el corazón y a cada soplo de vida que se cruzaba en su camino, le trasmitía el aliento de la felicidad, de la ternura y de la alegría.

Al lado de su árbol hacía días que brotaba un rosal. En el rosal habitaba un hada que cuidaba de él y que cada día estaba más maravillada por la belleza y la fragancia de las rosas. Las gotas de rocío sobre los pétalos al amanecer parecían diminutas perlas al ser bañadas por la luz solar, cuando el sol se desperezaba y abría los ojos cada mañana. Al principio el gnomo y la hada no tenían una relación cercana pero cuando la primavera estalló, el rosal comenzó a extender su crecimiento hacia el árbol hasta tal punto que un día se acercaron tanto, que casi se tocaban. Era como si el árbol hubiera atraído el rosal hacia él.

-Tengo que confesártelo –le dijo el gnomo al hada- Le pedí a mi árbol que atrajera al rosal pues me he enamorado de la frescura y del aroma de sus rosas.

-Amas a las plantas y a los elementos de la naturaleza –afirmó el hada.

-Sí, la madre tierra acoge en su superficie a valles y bosques y yo adoro protegerlos. Este es el compromiso que asumí al nacer –le confesó el gnomo.

-A mí me sucede lo mismo –le dijo el hada.

-¿Crees que nuestras plantas se han acercado la una a la otra porque tú y yo tenemos el mismo propósito? –le preguntó el gnomo al hada.

-Quizás. Las plantas son inteligentes, sensibles e intuitivas –le respondió el hada.

Pasaron los días y el rosal se emparró alrededor del árbol pero de un modo que parecía como si quiera abrazarlo.

-¿Por qué tú y yo no hacemos los mismo? ¿Por qué no nos abrazamos? –le preguntó el gnomo al hada.

-Abrazarse es tan humano… -suspiró el hada-. Forma parte de la verdadera naturaleza del amor y de la amistad de los humanos. Esa naturaleza que puede llegar a ser tan noble como la de los seres de luz.

Así que el hada y el gnomo se sumieron en un profundo abrazo que elevó sus almas y les hizo sentir la fuerza del corazón y de la calidez del contacto cercano y sincero, que a partir de ese día siempre mantuvieron, eso sí, siempre pendientes de la vegetación y del alma de ese bosque tan remoto y encantador que muchos dicen que es mágico, mientras algunos dudan de su existencia…

Safe Creative #1105139206947

19 comentarios:

Ligia dijo...

Las hadas y los gnomos también tendrán sus historias de amor. Abrazos

Alejandro Kreiner dijo...

Bonita historia, el amor impregna toda la naturaleza.

Saludos.

Rud dijo...

Estimada María Jesús
Me encantan las hadas y los gnomos, no escribo al respecto pues a mi esposo le desagrada y cree que me comporto de manera infantil. De todas maneras con ello no se le hace mal a nadie.
Lo más cálido que puede dar el ser humano es un fuerte abrazo. Has escrito un hermoso cuento.
Que pases un maravilloso fin de semana

David C. dijo...

un abrazo es tan rico como un beso. las sensaciones que produce.

Duarte dijo...

Yo hablando de hadas y duendes, y aquí vine a encontrar hadas y gnomos... me has vuelto a recordar un libro que no tengo, mas que compré, y que el prestar me lo quitó. Trataba este tema...
Muy bello, como me tienes habituado.
Un gran abraso, y mi admiración

Poetiza dijo...

Ma. Jesus, que bello cuento, y que bello se ilumina mi alma al leerte. Te dejo un beso amiga, cuidate.

Arwen dijo...

Tu relato mi querida amiga esta lleno de ternura y amor...amor por la naturaleza y todo lo hermoso que nos da...hasta en lo mas pequeño se puede ver la grandeza de la naturaleza dadora de vida y de esa luz que nos nutre cada día y nos acaricia el alma...gracias cielo por compartirnos tanta belleza...escribes como los ángeles...besosss muy cariñosos...

PD: me puso muy triste el comentario de Rud...claro que no hace mal a nadie!!!...es terrible que una mujer en el siglo XXI diga esto...cuando acabaran estas cosas amiga mía??

Silvia García dijo...

Nada hay que me guste más que abrazar, sentir mi corazón latir al unísono con el corazón del otro.
Precioso cuento.
Te abrazo desde el corazón
Silvia

Campanita de BarZaires dijo...

Mi querida Mª Jesús, que cuento más bonito, me parece precioso, te admiro por la imaginación tan grande y tan prolífera que tienes, es maravilloso, me encantan los cuentos, y como no los de hadas, gracias por compartir tu magia mi querida niña, es un placer poder leerte y sumergirse entre las alas y la magia de las hadas y los bosques.
Un beso enorme y un abrazo lleno de amor, como el de tus protagonistas.

Cecy dijo...

Un abrazo en un momento justo, es como la sonrisa, acompaña y cura cualquier herida.
Precioso cuento.

Un abrazo!

JAVIER AKERMAN dijo...

Siempre me han fascinado los cuentos de gnomos.
Un abrazo.

La Gata Coqueta dijo...


Cuando el alma llora
su consuelo en el vacío
en el más absoluto silencio

En soledad reposando
cuando va tropezando
con los muros impuestos
de la incomprensión...

*****
Que satisfactorio me resulta pasar a leer el texto que has dejado pensado con la tibieza del sentimiento para deleite de quienes te seguimos.

Un buen inicio de semana te deseo con el afecto que hemos granjeado desde que he tenido el gusto de conocerte.

Besos

María del Carmen

Ricardo Tribin dijo...

Lindisimo post, mi muy querida Ma. Jesus.

Me encanto esta hermosa frase "Abrazarse es tan humano… -suspiró el hada-. Forma parte de la verdadera naturaleza del amor y de la amistad de los humanos".

Un abrazo inmenso!!!

luna dijo...

Ooooooooooooooooh, Maria Jesús que bonito que ha sido.gracias por aportar este granito de arena.

besitos

luna

Ŧirєηzє dijo...

que bonito...¡¡¡
en gratificacion yo te dejo un abrazo...que sea magico...

:-)

HADALUNA dijo...

Como hada que soy, y aunque vivo en la >Luna, me encanta bajar a leer tus cuentos.

Besitos dulces.

Marina-Emer dijo...

claro los Gnomos esos seres pequeñosb y que tanto nos gustaban de pequeños ...yo me dormia oyendo a mi abuelita contarme los cuentos
te deseo un feliz fin de semana con todo mi cariño.
besos
Marina

La sonrisa de Hiperión dijo...

Estupendo amiga, como siempre.

Saludos y buen fin de semana.

MAJECARMU dijo...

BELLÍSIMO ESE ABRAZO DE AMOR,QUE NOS LLEGA LLENO DE LUZ,AMIGA.
Mi gratitud siempre por la magia y dulzura de tus cuentos.
Mi abrazo admirado y cálido.
M.Jesús