sábado, 8 de enero de 2011

El duende del espejo y el duende que excavaba


Érase una vez un niño que compró en una feria de su aldea en las montañas una figura de un duende que sujetaba un espejo y otra figura de un duende que excavaba en el bosque. Las colocó en una estantería de su cabaña frente a una ventana que daba a un jardín donde la primavera cada vez lucía más hermosa ensalzada por un aroma a jazmín y rosas que embriagaba a quien lo visitaba.

El niño colocó la figura del duende que excavaba frente a la del duende que sujetaba el espejo de modo que su imagen se reflejaba en el espejo. Sin embargo, todo aquél que se reflejaba en el espejo durante un período prolongado de tiempo, era hechizado y daba la espalda a sus cualidades. De modo, que el duende olvidó su carácter bondadoso y, cuando el muchacho le pedía en silencio algún tipo de ayuda, el duende le desoía.

Un día, la madre del niño sacó el polvo de la estantería y cambió la posición de las figuras. Ella colocó la del duende que cavaba detrás de la del duende que sujetaba el espejo y entonces el duende despertó de su hechizo. Nada más abrirle los ojos a su corazón, el duende se dio cuenta de que había hecho oídos sordos a las peticiones del muchacho. Así que, a partir de ahora, lo escuchó atentamente.

El niño había perdido en un descuido una cadenita de oro que su mamá le había regalado y que solía llevar alrededor de su cuello. El niño se sentía culpable por haberla extraviado. Lo lamentaba por él y por su mamá.

Así que el duende por las noches se escapaba de la habitación e iba al bosque donde cavaba y cavaba sin descanso con el propósito de hallar el tesoro del niño.

Ese año su mamá le regaló por Navidad unas fotografías tomadas antes de la pérdida que ahora lo entristecía. En esas imágenes el niño aparecía con la cadenita alrededor de su cuello pues estaban tomadas precisamente el día que su madre le había regalado ese tesoro de tan alto valor sentimental. El niño se sintió emocionado y lejos de recriminar a su duende que no encontrara su tesoro, le agradeció que le hubiera hecho llegar esta entrañable imagen que tanto se lo recordaba.

Pasaron los años y el niño creció. Se trasladó a estudiar a una universidad lejos de su querida cabaña del bosque pero se llevó con él a los dos duendes para que le acompañaran y le siguieran recordando a su casita y a su adorable bosque.

El joven se graduó y se despertó feliz de haberlo conseguido. De pronto, el duende que sujetaba el espejo señaló un reflejo de luz en la misma dirección a la que apuntaba la pala del otro duende que excavaba. El rayo de luz apuntaba al exterior del jardín de la universidad El muchacho se levantó y miró en esa dirección a través del cristal de la ventana de su habitación. Allí había un señor que le hacía señas para que saliera. El muchacho salió y el señor le contó que venía a ofrecerle un empleo.

Con su primer sueldo, el joven le compró a su mamá un collar por su cumpleaños y cual fue su sorpresa que la joyería cerraba el negocio por jubilación del dueño, quien le ofreció gratuitamente una cadenita similar a la que el joven había perdido cuando era niño. El joven se dirigió a sus duendes y les dio las gracias.


Safe Creative #1101088219502

26 comentarios:

HadaTraviesa dijo...

Hola, Mª Jesús!! Ante todo esperoo que hayas pasado unas felices fiestas y que tanto el Nuevo Año como los Reyes Magos hayas venido cargados con toodo lo mejor para ti y los tuyos.
Muy bonito el cuento de los dos duendes y esa historia de superación del niño que siempre guarda en su corazón los bellos recuerdos. Felicidades por tan bonita historia. Saludos

Marina Fligueira dijo...

Mi enhorabuena, es un cuento muy tierno y lindo muy lindo.

Que bonita es la premavera cuando luce hermosa y ensalza el aroma a jazmín y a rosas que embriaga a quien la respira.
Gracias por compartir este tesoro de cuento que gusta tanto a niños como a mayores. Un abrazo grande y se muy feliz.

Alimontero dijo...

Ay amiga, parece que de una u otra forma estamos en sintonía....

Los cuentos de duendes siempre me han fascinado...este tambien uno de ellos...
Gracias!

Espero hayas disfrutado estas fiestas y deseo para tí un año con mucha fortuna en todos los planos...

Un gran abrazo,

Ali

Estrella Altair dijo...

Que bello cuento..y que casualidad. verdad.... en fin Maria.. que me pase para dejarte un beso y un abrazo en el nuevo año que tenemos.

Lidia M. Domes dijo...

Muy lindo el cuento!

Cuántas veces perdemos algo y la Vida nos compensa de alguna forma especial...

Un abrazo muy fuerte y que tengas un excelente año!!!!

AMBAR dijo...

Nola, no importa que estemos dormidos o despiertos soñar es necesario y lindo.
Esta historia y los cuentos con moraleja se meten en el corazón.
A pesar de mi edad me siguen gustando los cuentos y es hermoso saber ser agradecido.
Un abrazo.
Ambar.

Ligia dijo...

Muy lindo tu cuento de hoy, Mª Jesús. Abrazos

Alejandro Kreiner dijo...

El futuro nos suele dar lo que nos quita el presente.

Saludos.

Poetiza dijo...

Maria Jesus, un lindo cuento, lleno de enseñanza, te dejo un beso, cuidate.

TORO SALVAJE dijo...

Otro cuento delicioso.
Venir a leerte es garantía de obtener una sonrisa.

Besos.

Catalina Zentner dijo...

Pleno de claridad y dulzura, como siempre que vengo a visitarte y me envuelve la serenidad de sus escritos.

Abrazos,

campoazul dijo...

Qué bonito. ¡¡Cuantos duendes hacen falta para echar una manito! A ver si con el nuevo año se animan....

Besitos.

Marisol dijo...

Y la cadenita apareció aunque fuera no la misma, pero era muy parecida..hm... qué bonito regalo.
Tu cuento de duendes, muy simpático.
Te dejo muchos saludos desde Berlín.

JAVIER AKERMAN dijo...

Mi mágica Mª Jesús:
Esos dos duendecillos habitan dentro de nosotros... solo hay que saber escucharlos.
Un fuerte abrazo.

Néctar de lluvia dijo...

Me encantan tus cuentos preciosos con moralina incluida siempre. Tienes un don para crear cuentos tan maravillosos.

Besos.

La Gata Coqueta dijo...

Con la lentitud que aporta la tranquilidad paso a disfrutar un día más de tus letras enlazadas con el primor de la pluma que sabe sonreír en cada renglón escrito...

Hoy es día de fiesta y armonía para pasearse por las verjas de los amigos y posar en ellas un suspiro emocionado al ir encontrando el afecto que nos abre la puerta incondicionalmente y nos dice adelante...

Un beso y un ramito de azaleas para que sigan guardando tus pensamientos llenos de sentimientos...

TQ.

María del Carmen

Juan Escribano Valero dijo...

Hola mi Hada Buena: Antes de nada FELIZ AÑO 2011.
Maria Jesus, mis nietos estan muy contentos con tigo pues ya les he dicho que la mayor parte de los cuesntos son fruto de tu imaginación, este de hoy seguro que les gustará mucho.
Un fuerte abrazo

Inés Bohórquez (Ibo) dijo...

Que lindo cuentecito mi querida María Jesús, muy emotivo...
me encantan los seres mágicos y cada vez que te visito es un viaje a mi mundo interior de niña curiosa, esa que perseguía las mariposas en el patio de mi casa!
Gracias amiga por ser tan especial y continuar regalando tantas sonrisas cada vez que te visitamos.
>Un abrazo enorme mi linda amiguita, sigue tan dulce como siempre, tambien te admiro querida amiga!
un beso :)

alas de vida dijo...

Siempre es pura magia leerte, querida MªJesús, tarde o temprano el universo, los seres de luz, o los elementales nos hacen llegar todo aquello que hemos pedido con el corazón.
Gracias, un abrazo enorme.

M.TeReSa dijo...

Hola, bonica !!! com sempre la teva imaginaciò no te limits, ets genial !!!!
Un petonasssssssss

luna dijo...

Hola MariA jESÚS, bonita manera de empezar el año ,haciéndonos reir y soñar con este excelente cuento y mirar a través de la ventana por si se dejaba caer un duende en nuestra casa.

besitos felices

luna

Juan dijo...

Hermoso cuento, María Jesús. Ante las pérdidas debemos ser positivos, pues aparecerán o la vida nos compensará con algo de similar valor.
Un abrazo y feliz día.
Juan Antonio

Duarte dijo...

Me embriagan estas narraciones tuyas, plenas de imaginación, tan creativas, que, como siempre, me enganchan. Perdona la reiteración en el termino, pero es el calificativo que mejor lo define. Esa sensibilidad tan tuya al crear los personajes y las situaciones.
Que final tan bonito! Te felicito.

Un fuerte abrazo y mi amistad

Diosaoasis dijo...

Me encanto leerte me dio emoción y mucha sensibilidad, muchas felicidades en tu comienzo de año.

Saludin

La Gata Coqueta dijo...

Hola amig@ el saludo de este fin de semana lo he dejado en el blog Mis caricias del alma para todos los que me acompañais asiduamente, con un presente que preside la entrada, espero te guste.

Ha sido adornado con la caricia de mis pupilas, la que te acerco al dejarte estas letras.

TQ.

Marí

Hada Saltarina dijo...

Todo un ciclo de vida en el que los pequeños detalles transmiten una gran enseñanza. Besos