viernes, 20 de noviembre de 2009

Cuento del hada y la mariposa




Érase una vez una mariposa que no podía volar, por más que lo intentaba le resultaba imposible, sus alas se habían quedado bloqueadas al igual que sus ilusiones. Nada dels hermoso valle donde vivía tenía sentido para ella: ni las flores, ni el riachuelo ni los frondosos árboles.

Se sentía tan frustada que ni tan siquiera tenía fuerzas para volar sin rumbo, simplemente, había dejado de volar y empezó a llorar pues había dejado de sentirse libre. Pero un hada recogió sus lágrimas y le prestó sus alas para que la mariposa emprendiera un nuevo camino en su vida y siguiera volando y sintiendo la agradable sensación del roce del aire en el cielo de las montañas. La mariposa quedó tan agradecida que nunca dejó de creer en las hadas ni en sí misma.


Safe Creative #1002205558118

48 comentarios:

JAVIER AKERMAN dijo...

Hermoso cuento, querida Mª Jesús.
¡Nos saca el niño que llevamos dentro!
Un abrazo y feliz fin de semana.

Σɱ¥ dijo...

MARIA JESÚS: Muy bonito post,siempre hay que tener esperanza en los seres vivos.. tubo suerte esta mariposa en encontrarse con esta hada y le diese esa libertad tan anelada.. considero que las ilusiones alimentan los sueños, hay que sentir la ilusión para no entristecerse de por vida.
Un besi grande

Albino dijo...

Un a hermosa parábola que puede aplicarse perfectamente a hombres y mujeres porque todos, en algun momento de la vida, frenamos nuestro camino pero algun hada nos amadrina y nos da el empuj´´on para seguir adelante.
Yo tengo gran experiencia, quizá por razones de edad, de profesión y en general de vida.
Me gustan tus ideas y la forma de expresarlas.
Un beso

RECOMENZAR dijo...

Hay momentos en la vida que necesitamos que nos presten alas pero por suerte son solo momentos besos

MANUEL dijo...

Quería agradecerte tu visita a mi blog.
Voy a echar un vistazo por aquí si no te importa.

Salud2 y bsos.

Justy Walker dijo...

Es bonito creer y tener esperanza...

Besos

Striper dijo...

A eso se le llama amistat que tengas un finde semana magico.

MAJECARMU dijo...

Nos das un empujoncito de aliento con tu cuento.. No hemos de perder la esperanza,siempre está la energía de la naturaleza dispuesta a ayudarnos. Hemos de tener confianza y seguir adelante,no desfallecer..

Mi felicitación y mi abrazo,amiga
M.Jesús

vuelo de hada... dijo...

A veces necesitamos esos empujoncitos asi es, para poder abrir de nuevo nuestras alas y emprender aquellos vuelos tan necesarios que nos hagan creer en nosotros mismo y en todo lo que podemos hacer.
Un abrazo me senti muy identificada con este cuento.

Madame Minuet dijo...

Que bueno contar con una mano amiga, y en especial cuando es la de un hada capaz de reponer la magia que hemos ido perdiendo por el camino. Es la unica manera, porque la ilusion no la venden en las tiendas!

Feliz fin de semana, madame

Bisous

Antonio dijo...

Bonito cuento amiga, tambien en nosotros existe esa ilusión de que todavía hay personas que pueden entregar alegrías y magia para seguir creyendo en la vida, en si mismo y cumplir los sueños anhelados.

Un abrazo Mª Jesús.

Emy dijo...

Hola Mª Jesús, lo peor que hay es perder la ilusión y lo mejor encontrar a alguien que te la devuelva como izo esa hada.

Besos.

HADALUNA dijo...

Me encantan todas las historias de hadas...¿por qué será?.

Besitos de fin de semana.

Caperucita dijo...

Precioso cuento mi querida amiga.
Haberlas hailas como las brujas en Galicia.
Te he dejado una de ellas en mi blog, espero que te guste y te traiga muchísima suerte.
Besos cielo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador el cuento, un regalo en esta tarde de virnes.

Saludos y un abrazo enorme.

Braulio Pereira dijo...

gracias amiga.

feliz estoy por tu simpatica visita.

y tus comentarios.

me dás alegria.

un beso..

Franziska dijo...

¡Qué bonito el cuento de la mariposa!
Sabes, el pasado miércoles yo también viví un momento mágico con una mariposa. Estaba yo en el Jardín Botánico de Alcalá, me había acercado a un arbusto de madroños y estaba tomando unos fotos. De pronto, noté cerca de mi la presencia de una mariposa. Nunca he estado tan cerca y, además, no se asustó de mi ni de la cámara. ¡Es asombroso encontrar una mariposa en un día 18 de noviembre! No te puedes imaginar lo feliz que me sentí.

Jacquie. dijo...

Me gusta tu cuento!.
Gracias por tus palabras y tu visita.
Jacquie.

CalidaSirena dijo...

Muy hermosa historia..
Besos y cariños grandes

Amanda dijo...

me ha gustado mucho el mensaje de tu relato, se puede aplicar a la vida diaria.

*Luna dijo...

Hola cielo un bellisimo cuento
un beso y feliz fin de semana

Poetiza dijo...

Que bello cuento. Reflexivo para mi alma. Un beso, cuidate.

pluja dijo...

A vegaes només cal que algú et recordi qui ets per tornar a volar! Important no deixar de creure mai en un mateix!

Ligia dijo...

Muy lindo el cuento de la mariposa. Las hadas siempre ayudan. Abrazos

Silencios dijo...

No sé si escribes cuentos Mª Jesús, pero yo sería un Fan incondicional. Porque no te animas, son todos tan dulces, sensibles, cada vez que leo vuelvo a ser niña.
Mil gracias ..

Mil Besos con cariño ...Hadita.

neurotransmisores dijo...

A lo largo de la vida hay momentos en que necesitamos de ahyuda para levantar el vuelo.

Saludos.

Gigi German dijo...

Me siento como esa mariposa, atascada en un abismo, pero sé, que esa misma hada, me tomará de los brazos, y que un angelito vendrá a cobijarme esta noche. Ni la mariposa ni yo, merecemos quedarnos sin ilusiones. Un beso reyna, esta noche, tu fuiste mi hada, gracias por tus paabras, aunque no lo hayas escrito para mi, me sentí mariposita.

HADALUNA dijo...

Cuando tengas un momento pásate por aqui que he dejado algo para tí.

http://luna-hadaluna2.blogspot.com/2009/11/premio-lazo-de-afecto.html

Besitos de domingo.

Juan Escribano Valero dijo...

Hola mi Ada Buena: Cantas veces nos hemos sentido como esa mariposa y alguien, un familiar, un amigo, nos ha limpiado las alas para que pudiéramos volver a volar, si repasamos nuestras vidas nos encontraremos con esos ámgeles que sin egoismos de ninguna clase nos han ayudado empujandonos para que nos puieramos levantar.
Tus cuentos y poemas no desesperes que por calidad ya deberian estar en las librerias.
Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Una hermosa metáfora.
Me alegro por la mariposa y felicito a la hada buena.

Besos.

luna dijo...

Que precioso es Maria Jesús,se los voy contanto todos a mis niñas cuando las llevo a dormir,sueñan con esas hadas tan maravillosas y no tienen miedo de quedarse solitas en la cama, además, del Angelito de la guarda y el Jesusito de mi vida, estas oraciones que de pequeña mi madre también me las transmitía a mi jajaja.

besitos

luna

TriniReina dijo...

Aún pido deseos a las mariposas blancas:):)

Besos

Timoteo Estevez dijo...

que hermoso cuento que bello, bien lindo... super... abrazos!!!

Silvia García dijo...

Que bonito cuento María Jesús y a veces tan real, la falta de creencia en nosotros mismos a veces nos dejan sin alas, menos mal que cuando no podemos desbloquearlas solos, siempre hay un angel o una hada que nos ayuda.
Vos sos una de ellas.
Abrazos de corazón
Silvia

Sombras en el corazón dijo...

Buf, la de veces que necesitamos en nuestra vida que alguien nos preste unas halas... que funcionen
:0)

Un abrazo, guapa

Laura-Sujami dijo...

Querida Maria Jesús nos has enselñado una moraleja estupenda y sobretodo con el ejemplo de una mariposa.
Felicidade y gracias,

PD: perdona mi tardanza pero he estado unos días ausente.

Laura-Sujami dijo...

Querida Maria Jesús nos has enselñado una moraleja estupenda y sobretodo con el ejemplo de una mariposa.
Felicidade y gracias,

PD: perdona mi tardanza pero he estado unos días ausente.

La Gata Coqueta dijo...

Haya momentos de la vida que somos mariposas...

Un bprecioso cuento, al leerlo he tenido esa sensación de cuando era pequeña...

Luego aun queda algo de niño en nuestro interior, o lo has llamado tu con tus palabras...

Unos felices días, estos que nos acompañan.

Un abrazo de amaploaras, arco iris de colores multiples e ilusiones y sueños hechos realidad de esta que te ha visitado...

María del Carmen

Marisol dijo...

Saco en conclusión que sólo unidos podemos alcanzar nuestras metas.
Me gustó tu cuento.
Te dejo un abrazo que lo dejo volar hasta ti.

medianoche dijo...

Bella metáfora que pude leer gracias, es muy esperanzador.

Besos

Susana Vera-Cruz dijo...

Què hermoso cuento, que nos deja la enseñanza del desapego, de la generosidad, de la solidaridad.
Asì deberìamos ser todos,con quienes necesitan una mano para seguir adelante, para poder "volar".

Gracias por tus mensajes de positivismo mi queridìsima Marìa Jesùs.
Espero que te eencuentres muy bien con tus cosas y carrera.

Besitos de miel mi dulce amiga.

Agualuna-Sussy

Aguabella dijo...

Querida Maria Jesús

Solo tengo palabras de agradecimiento hacia ti cielo, ya sabes que aún no estoy en el blog pero voy recobrando ánimos y fuerzas poco a poco y la ilusión por volver a disfrutar de nuevo de vuestra compañía.

Leyendo esta preciosa historia me he sentido identificada con esa mariposa pero nada hay que nos impida retomar el vuelo de nuevo verdad?

He querido dejarte unas palabras y un beso enorme.

Besos y hasta muy pronto Hada

Ricardo Tribin dijo...

Ma Jesus.

Mariposas amarillas y Mauricio Babilonia, son mencionados en Cien anos de Soledad.

Buen cuento..

Un abrazo

..NaNy.. dijo...

Hola Muchas beces es bueno cotar tu historia o problema siempre hay alguien que escucha. Saludos

Ignacio dijo...

Dejó de volar, cuando dejó de creer en si misma, le apoyaron a superar esa etapa.
Una parábola agradecida.
Bs.

María dijo...

Hola, mi hada favorita, vengo a saborear tus versos escritos con pluma de oro.

Un beso enorme y feliz fin de semana.

Jacquie. dijo...

Hola!, vengo a saludarte, espero que estés fenomenal amiga!.
Un abrazo.
Jacquie.

Juan Escribano Valero dijo...

Hola mi Ada Buena: He tenido un poco abandonado el mundo bloguero porque he estado algo pachucho, y como mi mujer es una enfermera muy exigente (¡que feliz tiranía! Pues no he tenido más tiempo que el mientras ella ventilaba y arreglaba la habitación. Todavía estoy en convalecencia. María Jesús no desesperes, estoy seguro que tus cuentos se verán un día en los escaparates de las librerías, como tengo un rato que me ha concedido mi enfermera te cuento: mi nieta hace un tiempo que me trae a sus amigas para que les cuente cuentos y yo les cuento tus cuentos y una leyenda que me ha mandado Lucina titulada La Flor del Irupé, las 4 niñas y mis dos nietos están embobados oyendo tus cuentos, Como saben leer ya se saben muchos de memoria y cuando me invento algo, mi nieta, me corrige diciéndome -Eso te lo has inventado pero te queda muy bien. María Jesús te recuerdo a los hermanos Grimm.
Un fuerte abrazo muy fuerte