viernes, 18 de abril de 2014

Vibrando con la naturaleza y las hadas

El aire huele hoy más fresco y limpio que nunca. En estas tierras de luz vibrante te sientes tú misma, una con la naturaleza y el hábitat del lugar. Lejos de tu lugar de nacimiento, te manejas en este lugar como si supieras lo que debes hacer con la misma naturalidad con que lo hacen los nacidos aquí. Todo fluye hermoso y espontáneo en este valle de ensueño tan silencioso al amanecer que incluso podrías escuchar con claridad el vuelo de las hadas cruzando el bosque.

Los pájaros entonan bellas melodías en esta orquesta natural cuyo escenario es el corazón de la madre naturaleza. Un corazón que se funde contigo cada atardecer, cuando observas a los pájaros recogerse con sus trinos todavía alborotados en los enormes árboles del jardín de tu hogar. Presides los instantes en la naturaleza como una bendición con la que caminas cada día, en un andar lento que ralentiza el mundo en el que focalizas tu atención. 

Imagen registrada en Safe Creative
  

La humildad y la virtuosidad de los habitantes de esta población junto a su silencio, palabras sabias y hábitos saludables les confiere un toque especial y mágico que te llena por completo, como si al tratar con ellos brotara entre vosotros una varita mágica con el poder de enlazarte con los tuyos. Por fin los has encontrado y simplemente los disfrutas con amor de cada segundo que permaneces en este paraíso celestial donde la tierra te sabe a pura vida y te conecta con lo más íntimo de tu ser. Aquí te conoces mejor y en este autodescubrimento personal te encuentras con lo que siempre has sido y lo saludas con reverencia para darle la bienvenida y volver a nacer.

Autora: María Jesús Verdú Sacases
Texto e ilustraciones inscritos en el Registro de la Propiedad Intelectual
Técnica ilustraciones: Pastel

2 comentarios:

PEPE LASALA dijo...

Esto que nos ofreces es un paraíso Mª Jesús, es el lugar ideal. Me he sentido transportado. Gracias. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

Meulen dijo...

me gustó ese recogimiento interior que sucede
cuando te asomas a la belleza de la Tierra profunda...
y se conecta todo para ser mejor!