martes, 15 de febrero de 2011

El niño y sus amigos del bosque





Érase una vez un niño que, cuando regresaba de la escuela, camino de su casa en el campo, atravesaba el bosque. En el bosque había animalitos que eran sus amigos: como la rana de la charca, que croaba, cuando lo veía para saludarle y la lombriz, que por encima del túnel de tierra que solía mantenerla ocultada, asomaba su cabecita para saludar al niño alegremente. Los tres jugaban a la pelota, se la pasaban entre ellos entre risas y charlas. Formaban un buen equipo.

El niño se sentía muy a gusto con sus amigos los animales. Sin embargo, en ese pedacito de bosque que al niño le parecía un paraíso, él tenía más amigos, como las libélulas, las cuales volaban en zigzag cerca de la charca de la rana. Resultaba gracioso contemplar como el niño, la rana y la lombriz se colocaban en línea recta, uno al lado del otro, mientras seguían con sus cabecitas los movimientos del vuelo en zigzag de las libélulas. Ellos movían sus cabezas al ritmo de las libélulas, de un lado a otro, al mismo tiempo. Parecía que estuvieran viendo un partido de tenis. Cuando las libélulas volaban rápidamente en su zigzagueo, las cabecitas de ellos tres se movían tan rápido que tenían la sensación de un ligero mareo. Entonces, era mejor detenerse. Sin embargo, las libélulas seguían volando y marcando el ritmo. ¡Era divertido!

Después de haber hecho sus deberes y justo antes de la cena, el niño solía regresar unos instantes al bosque para disfrutar del espectáculo de la luz de sus amigas las luciérnagas. Antes de marcharse, se despedía de ellas, de las libélulas, de la rana y de la lombriz. Sin embargo, cuando el niño regresó a su casa, durante el transcurso de la cena, su mamá le pidió que cuando oscurecía el niño no debía de estar sólo en el bosque por lo que le propuso que, a partir se ese momento, fuera al bosque con su hermana para darles las buenas noches a las libélulas. Al niño le pareció genial. De este modo, su hermana conocería a sus amigos del bosque.

Safe Creative #1102158502449

26 comentarios:

Cecy dijo...

Un gran espectaculo para un niño en su inocencia, que le sigan alumbrando las libélulas.

Un beso.

lali dijo...

Me gustaria ser una luciernaga...una libelula...una rana .....


mil besos
lali

Duarte dijo...

Cuanta ternura, querida amiga.
Tan solo una persona con tu sensibilidad, puede crear algo tan bello, desde la inocencia.
Alabo tu espirito creativo.

Abrazos de vida

HADALUNA dijo...

Me gustan siempre tanto tus cuentos que es como si los estuviera viviendo mientras te leo.

Besitos mágicos.

Marisol dijo...

Tu cuento me hizo recordar una experiencia que tuve al sur de Chile. En una noche de verano ví muchas libélulas chiquitas y luminosas en el jardín de mi madre.
Y esa experiencia me emocionó mucho.
Te dejo un cordial saludo desde Alemania. :-)

campoazul dijo...

Que bonito me daba la sensación de estar viendo una hermosa película de dibujos animados con todos los animalitos amigo del niño. Muy lindo.

Besitos.

Julio dijo...

Espero la continuación.
Un abrazo
Julio

Igna dijo...

Me transportarte al mundo de los cuentos donde soñar con libélulas era despertar con las ilusiones en el rostro.
Que persista.

Bs.

La Gata Coqueta dijo...

Hoy es diferente no te voy a dejar un regalo, pero sí un saludo de fin de semana.

Porque tengo la dulce impresión de que estamos más unid@s, cuando entro en tu bitácora a visitarte dejándome envolver por los lazos de los sentimientos.

Mirando al cielo me quede
y una estrella fugaz encontré
ella quería decirme
lo que logré entender...

Los amigos no siempre se ven,
son ángeles que dan lo que tienen
aún recibiendo el desdén
como respuesta a su quehacer.

María del Carmen

Néctar de lluvia dijo...

Compartir momentos memorables de tu niñez con tu hermana es algo que siempre queda en tu recuerdo también.

Besos.

Ricardo Tribin dijo...

Una historia muy bella mi querida amiga.

Un fuerto abrazo!!!

Silvia García dijo...

Paso a saludarte querida María Jesús, que tengas un lindo fin de semana.
Gracias por la ternura de este cuento, leerlo es sentir que se es niño y que los animalitos del bosque son nuestros amigos.
Te abrazo desde el amor
Silvia

Marina-Emer dijo...

MARIA jESUS….hoy vengo en plan de visita para agradecer
La tuya y siempre elogiosas palabras a mi
Trabajo poético…muchas gracias
Te deseo un feliz fin semana con todo mi cariño
Besos
Marina

For the heart i once had dijo...

Interesante...

Alejandro Kreiner dijo...

Los niños conectan mucho más con la naturaleza que los adultos.

Saludos.

Carlos Alberto dijo...

Gracias! por este cuento amiga. Que lindas historias nos regalas... Un beso y feliz finde.

Juan Escribano Valero dijo...

Hola mi Hada Buena: No sabes como me ha venido este cuento pues mañana duermo en casa de mi hija y mis nietos me pediran cuentos como siempre y ya tenia agotado el repertorio. ¡GRACIAS HADA BUENA!
Un fuerte abrazo

Catalina Zentner dijo...

Llego aquí, como lo hago cuando la melancolía me invade, para rescatar mi cuota de ternura e inocencia.

Abrazos,

La Gata Coqueta dijo...

Los amig@s de Internet, vamos dejando al descubierto la desnudez del alma sin vernos ni conocernos, a través del cariño que percibimos al otro lado de la pantalla, no siendo una ficción, sino una clara realidad que trasciende hasta lo más insospechado...

Te doy un abrazo envuelto por la bruma de los sueños al despuntar la aurora en lo alto de la colina, y en tus manos una orquídea para que al mirarla te recrees con la magia de una sonrisa.

María del Carmen

Carlos Alberto dijo...

Feliz semana amiga! que te echo de menos en mi casita... Precioso cuento y detrás una bella historia que me encanta. Un abrazo.

AMBAR dijo...

Hola Hermosa, diría que entré hace unos dias dejé comentario en los dos blogs, y solo hay comentario en uno de ellos.
Pues ahora me aseguro de que entre.
Es una preciosa historias, la inocencia de los niños los protege, se comunican con la naturaleza mucho mejor que los adultos.
Un abrazo.
Ambar

JAVIER AKERMAN dijo...

Mi querida Mª Jesús, la inocencia que dimanas me hace ser más humano.
Muchas bendiciones.

Poetiza dijo...

Ma. Jesus, que ternura de texto amiga. Haces que vuele mi imaginacion. Un placer leerte. Besos, cuidate.

Ŧirєηzє dijo...

yo siempre digo que me transportas a mi niñez con tus cuentos...
un abrazo maria jesus...
:-)

La Gata Coqueta dijo...

Cuando el ordenador abro
me lleva a tu mundo
un mundo...
de palabras hechas versos

...versos de sentimientos
que del alma se van alejando
desvaneciendo el vacío
que ha sido vencido.

Si el viento fuera mi amigo
a través de su cálido aliento
le rogaría, te diera un abrazo
para alejar lo sentido...

...lo sentido que con recelo
espera ser envuelto
en tules de rosas y cerezo
como el primer verso...

¡¡Feliz fin de semana para ti Mª Jesús!!

María del Carmen

Tere dijo...

gracias por pasarte guapisima, eres un sol!!

mil besitos