domingo, 15 de marzo de 2015

La preocupación según las hadas y los duendes

Las hadas y los duendes nos invitan a disfrutar de esa energía traviesa y simpática que cambia nuestras circunstancias y nos empuja a vivir la vida como niños, anclados en el momento, prestándole toda nuestra atención para recrearnos en el ahora, dejarle ser y aprovechar su enseñanza para conocernos mejor.

Las hadas y los duendes nos regalan instantes de felicidad, conciliándonos con nuestro diálogo interior, aprendiendo a ser nosotros mismos, a emponderarnos, a ser responsables de nuestra existencia y a afrontar las circunstancias, a desafiar a nuestros miedos, lo que no nos gusta. 

Preocuparnos sólo sirve para llevarnos a un futuro inexistente y alimentar nuestros miedos, si la preocupación parte del pasado, preocuparse otorga fuerza a un pasado que tampoco existe. En ambos casos, vivimos un escenario inexistente, una función sin fin donde el ego cobra protagonismo, nos manipula y nos aleja de lo que verdaderamente somos. No somos el miedo, no somos la preocupación. Las hadas y los duendes nos enseñan a tomarmos la vida como un juego, como una función  donde venimos a experimentar y a sentir y donde tenemos el rol de director y, por tanto, tenemos el poder de cambiar el guión.

Imagen registrada*
 

La energía revoltosa de las hadas y los duendes nos coloca en situaciones que pueden llegar a resultar incluso divertidas, si aprendemos a observarlas desde fuera, desde una posición neutral o imparcial. Esto nos enseña que no existen los extremos o las posiciones rígidas, que todo es relativo, que varía en función de las circunstancias y nuestro modo de ver las cosas. Son situaciones en las que fluimos sin conocer el final, pero en realidad éste no nos importa, sólo el paso que vivimos ahora y que nos lleva al siguiente, al futuro que estamos creando en este instante, ése que nos acaricia el alma y en el que sentimos la magia de nuestra hada o duende interior.  

Preocuparse es una forma de perder el tiempo, de hacer suposiciones. En lugar de eso, acláralo. Tómate el tiempo necesario para aclarar tu mente, tranquilizarte y sorber el ahora de un trago, pero saboreándolo sin prisa. El ahora es ese amigo invisible que viene a tu vida para quedarse para siempre, formar parte de ti, si te enfocas en él y le ofreces tu amistad o atención.  

Las preocupaciones alejan el ahora de ti.

Autora texto e imagen: María Jesús Verdú Sacases
Texto e imagen inscritos en el Registro de la Propiedad Intelectual
Técnica imagen: lápices acuarelables y pastel blando

14 comentarios:

La Guardiana Del Oráculo dijo...

Si mejor ocuparse en la medida que se sabe, y dejar la preocupación, vivir intensamente con lo que se siente, al fin y al cabo siempre nos sostiene algo mágicamente, para que preocuparse entonces?

Julia L. Pomposo dijo...

Disfruté leyendo tus explicaciones sobre las hadas, esos seres fantásticos y maravillosos.
Abrazos
P/D ¿Los dibujos son tuyos?, me encantan

Ricardo Tribin dijo...

Como decía alguien " si las cosas tienen remedio para que se preocupa; y si no lo tienen, que saca con preocuparse.

Gran abrazo, querida Ma. Jesus.

PEPE LASALA dijo...

Me ha gustado mucho Mª Jesús, porque enseña a vivir de otra forma, sin preocuparnos, sin mirar más allá y viendo todo desde otro punto de vista. Esto sirve mucho para el día a día. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Taty Cascada dijo...

A decir verdad, demasiado tiempo perdemos buscando explicaciones que simplemente no existen, porque lo pasado cumplió su misión y no hay forma de modificarlo solo el "ahora" tiene su sentido.
Agradecida por tu visita y por la gran verdad que ha llegado a mi vida de una forma mágica. Gracias María Jesús.
Un abrazo y bello fin de semana.

Marina-Emer dijo...

Tambien a mi me gustaron siempre mucho las Hadas y los...gnomos...y todo lo que es misterio y magia pero yo jamas lo practico le tengo respeto.
besos
Marina

Volarela dijo...

Unas palabras llenas de sabiduría.
La preocupación es el barrenillo que te saca la energía. El ahora reclama tu mente abierta y libre para gozar la vida. Es difícil porque nos atamos voluntariamente a lo que no es real, olvidando lo único que poseemos, nuestro yo auténtico, más allá de todo tiempo y lugar.
Tienes un blog precioso, lleno de sabias palabras y positividad, de juego, dulzura y colores en cada dibujo.

Besitos y nubes azules (dice mi niña interior);)

Franziska dijo...

Querida María Jesús, me alegró verte -como sucede siempre- en mi juego de la palabra dada. Gracias por tus cariñosas palabras.

Veo que tus hadas y duendes son unos auténticos filosofos cuyas enseñanzas debiéramos seguir todos los humanos y de este modo, el mundo sería mucho mejor.

Un abrazo. Franziska

Kristalle dijo...

A mi me encantan sobretodo las hadas

saludos

martinealison dijo...

Bonjour,

Je suis sous le charme de tes merveilleux dessins... Ces incroyables champignons, avec les enfants qui jouent sont superbes.
Il y a tant de sensibilité dans vos dessins, ils sont attendrissants.
Bravo ! la petite elfe que vous devez être au fond de vous.

❀ Gros bisous ❀

Kasioles dijo...

He intentado varias veces dejarte un comentario pero no sé lo que debe pasar que desaparece.
Cariños.
kasioles

Milena dijo...

Precioso dibujo, transmite inmensa ternura.
Parémonos a disfrutar de la bella energía de hadas y duendes.
María Jesús, gracias por tus amables visitas.
Un abrazo

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

La preocupación es una vida de enfermedad y muerte.
Transmutemos esa vía en ocupación y servicio.


Un abrazo.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Gracias por recordarnos que no sirve de nada preocuparnos, sino vivir el ahora con intensidad y fluir hacia adelante...Tenemos cerca seres espirituales, que nos animan e impulsan...La naturaleza está llena de ellos. Una gozada leerte, amiga.
Mi abrazo siempre.
M.Jesús