jueves, 20 de marzo de 2008

La felicidad


La felicidad debe ser acogida como una referencia interna que no debería medrarse o aumentarse por factores externos ligados al resultado, sino al proceso en sí mismo pues la única vinculación con los resultados nos esclaviza. De este modo, integramos la felicidad como un estado natural del ser (tal y como plantea Jorge Bucay en El camino de la felicidad), que ni tan siquiera está condicionado por la presencia o ausencia de obstáculos ya que una vida totalmente solucionada no plantea ningún reto personal. Sin embargo, solemos vivir la felicidad momentáneamente en función de las circunstancias y eso nos hace ser esclavos del exterior.
Los obstáculos en la vida nos ofrecen la oportunidad, si sabemos manejarlos o superarlos, de ampliar nuestra perspectiva y capacitarnos para un nivel superior de entendimiento. Abrirse a la enseñanza que nos transmite cada obstáculo depende de altas dosis de paciencia, tolerancia, flexibilidad, fortaleza interior, fe y del hecho de ser racional para saber distanciarse por unos momentos del obstáculo que vemos como un peligro o como algo negativo con el objetivo de analizar la situación de forma objetiva. Esto nos distancia o protege del sufrimiento.

Respecto a la felicidad tendremos en cuenta que:

√ Cuando aprendes a no tomarte las cosas personalmente, ves a las personas realmente como son (harían lo mismo contigo que con otro).
√ No debemos ilusionarnos falsamente en algo ya que la idealización nos lleva a ideas totalmente ilusorias, que no concuerdan con la realidad.
√ Hay que tener claro que las cosas no son siempre como nosotros queremos. Por tanto, no tiene sentido aferrarse a algo, pues todo es transitorio. Cuánto más queramos tener el control, más nos preocuparemos. El desapego nos enseña a vivir y dejar vivir.
La libertad, el amor, la paz y la ilusión por la vida nos acercarán a la felicidad.

¿Cuál es vuestro secreto para la felicidad?

15 comentarios:

Striper dijo...

Vivir i no obsesonarme con ella.

LA_ARAÑA dijo...

Maria Jose:

Gracias por tus palabras!!
hay cosas que pasan...
Y esas cosas no me robaran mi Felicidad!!! Hay que luchar firme y adelante!!!

SALUDOS

LA ARAÑA

Trini dijo...

Pues, no sé, quizá quitarle el polvo todos los días:)
Me considero una mujer feliz, pese a mis circunstancias propias...de hecho creo que esas circunstancias siendo malas, me trajeron la felicidad. En cambio, casi a diario, por una cosa u otra la veo empañada, de ahí lo de tener que darle brillo diariamente...

Un abrazo

Justy Walker dijo...

Todavía no he encontrado el secreto... supongo que descansar, tener tiempo, paz... son cosas que me harían felices... junto con alguien con quien compartirlas, por supuesto...

Pero es tan difícil ser feliz...

Espero que tú lo seas... ;-)

Besos

Franziska dijo...

Quisiera ser la dueña de esa fórmula secreta, mágica y perfecta y entonces, es seguro que, entonces, mi viaje sería hasta el fin de mis días o del mundo para expandir el secreto en todos los idiomas y a todos los pueblos de la Tierra.

!Qué idea tan maravillosa me acabas de regalar!

Hace días que estoy a la espera de tu página web ¿es muy difícil? Yo también quiero aprender pero antes voy a ver si acabo con el curso de Iniciación de Office XP. Acabo de empezar el Power Point. Es divertido.

JULIA dijo...

Creo que viviendo y disfrutando a tope de los buenos momentos del día a día. Y a los días malos no dandole más importancia de la que tiene. Un saludo y gracias

aná dijo...

Las cosas,claro,no son como nosotros queremos. Hay que disfrutar de cada momento del día.
Un saludo.

Runas dijo...

Gracias por tucomentario en mi blog. En cuanto a la felicidad, pienso que para cada persona es diferente y la busca en diferentes cosas. Para mi la
felicidad la componen pequeños momentos.

L.P.N dijo...

Buscar y encontrar la felicidad... que es lo contrario a no estar feliz? estar triste? yo tengo dias en los que no estoy feliz pero tampoco estoy triste, estoy "normal".

Un saludo y SE FELIZ.

Juan Cosaco dijo...

La felicidad está en todas partes porque no existe.

Candela dijo...

Hay una frase que utilizo cuando se habla de este tema porque define, precisamente la felicidad:

"La felicidad no existe en la vida. Sólo existen momentos felices. Jacinto Benavente"

Mientras no seamos capaces de asumir, que como todo en nuestra vida, son momentos, siempre estaremos insatisfechos.

Gracias por pasar por mi blog.

Buen fin de semana.

kjack dijo...

Hola, M. Jesús. Contestando a tu pregunta te diré antes que nada que mi receta para la felicidad no es mía. Viene de la tradición budista en general y, en particular, para mí, de mi Maestro, Geshe Kelsang Gyatso.

Es que la causa principal de felicidad no son las condiciones externas. Se enseña que la felicidad es un estado mental y que, por tanto, su causa principal ha de estar en la mente misma y no en las condiciones externas. La causa principal de felicidad es paz interior, o paz mental. Por esta razón, si nuestra mente es apacible, seremos felices, cualesquiera que sean las condiciones externas. Pero si nuestra mente está inquieta o perturbada, nunca seremos felices, ni en medio de las mejores condiciones.

Por lo tanto, en resumen, el secreto o fórmula de la felicidad está, para, mí en aprender gradualmente a pacificar la propia mente, intentando seguir, aunque sea a trancas y a barrancas, como dicen, un camino espiritual. Que estés bien.

Gigi German dijo...

Pues creo que viviendo, amando, aceptando, perdonando, creando... La felicidad es un estado espiritual, y uno tiene la libertad de poder elegirla... Un beso,

Gigi

UMA dijo...

Pequeñas cosas hacen a la felicidad, tan pequeñas que a veces y duramente las pasamos por alto.
Un beso Marìa

Siberieee. εïз dijo...

Para mí la felicidad es levantarme cada mañana y poder ver ese mar azul y eterno desde las ventanas de mi habitación. Ésa es mi "pequeña" alegria diaria. Sin embargo no es para nada comparable a esos momentos de imbecilidad transitória que te acechan cuando estas enamorada... aaay, qué nostálgia :o)!
GENIAL lo que has escrito, es muuuy constructivo...