viernes, 5 de octubre de 2018

En meditación en el río

El mundo de las formas
es una ilusión.
No debemos aferrarnos a ellas
nos dicen los budistas...  


El agua del río no cesa de fluir.
Ella me enseña que todo pasa,
todo deviene transitorio
en esta corriente de la vida...

Las plantas reciben los nutrientes
del agua, de la tierra
desde la raíz.

¿Dónde están mis raíces?
Si me adentro en mi interior,
encuentro al ser sin forma, 
el que atestigua
la realidad engañosa
pero sin resultar afectado por ella.
Ahí debo permanecer en meditación,
alerta y con paciencia
sin permitir que la mente
interfiera con sus juicios y pensamientos
pero, si lo hace
y surge el pensamiento, la imagen,
simplemente, no le presto atención
y así permito que
igual que ha venido, se vaya,
pase de largo 
y así sucesivamente,
como las personas
con quienes me cruzo en la calle.

Pero se necesita fuerza de voluntad, calma, paciencia y perseverancia.   

Autora texto e ilustración: M. J. Verdú
Técnica ilustración: Pastel