domingo, 22 de febrero de 2015

Contactar con los elfos (y hadas). Segunda parte


Los elfos pueden contactar con los humanos cuando éstos están en contacto con la naturaleza o durante su tiempo de meditación. Se dice que son amantes del yoga, la meditación y los mantras. Valoran la literatura, la música que eleva el alma, son ágiles en sus movimientos, excelentes guerreros y defensores de la naturaleza por encima de todo. Además, son callados, reservados y no gustan de acercarse a los humanos. Pero hay excepciones, cuando en anteriores encarnaciones el humano al que se acercan fue uno más entre ellos (es decir un elfo, una hada u otro ser elemental) o bien porque el humano tiene muy buen fondo, es decir, es honesto, compasivo, íntegro, ama la naturaleza o bien tiene cualidades que lo convierten en una persona excepcional, especial y única.

¿Cómo conectar más profundamente con los elfos? Ellos pueden irlo indicando pero  probablemente lo harán en el tiempo de recogimiento de la persona. También  les resulta más fácil contactar con una persona cuanto más cerca esté de un lugar elevado: una montaña, pradera, río... es decir en la naturaleza. Detestan las ciudades pero tanto las hadas como los elfos pueden ir puntualmente allí, si fuera preciso para contactar con el humano objeto de su interés. Al igual que las hadas, a los elfos también les gustan los animales y sobre todo que las personas actúen conforme a su alma, que sean coherentes y auténticas. Se trata de aquellas personas que han aprendido a conocerse bien... Si eres de ésas, seguro que a un elfo puedes llegar a fascinarle... pocos humanos hacen lo que el ser pide pues normamente están sometidos a los dictados del ego, que les aleja de la belleza que el ser podría mostrarles tan sólo estando unos minutos completamente enraizados en el ahora, como las raíces de los árboles: acercándote a un árbol, puedes llegar a escuchar la sabiduría de su alma.


Imagen registrada*

A los elfos, como a las hadas, duendes, gnomos, etc.. no les gustan las cosas forzadas pues son contrarias a su estado natural de fluir, así que no puedes forzar el querer comprenderlo o que te desvele sus conocimientos, sino simplemente seguir a tu corazón y dejar que sea él quien decida cómo y cuándo acercarse a ti.

Para contactar con los elfos puedes ir al bosque, lanzar allí minerales y canturrear mantras. Lo importante es estar cerca de la naturaleza y no ir allí con un objetivo concreto sino simplemente hacer lo que el instante te pida sin esperar, sin planear, sólo abriéndote y siendo receptivo al regalo que el momento te traiga y, si no te trae nada, no pasa nada. A esto se le llama fluir y en este fluir estás tan libre y vacío/a a la vez, que das, sin darte cuenta, paso a que lo nuevo, lo auténtico, lo sublime. En este estado, lo sutil te resultará perceptible.

Los elfos gustan de las personas tranquilas y que solas están a gusto (aunque también lo estén en compañía). Así pues, en lugar de considerar la soledad como una maldición más bien la valoran para estar en intimidad con el instante y fundirse con él al igual que lo hacen cuando hacen lo que más les gusta, desarrollando, así, sus talentos y capacidades.

Mentalmente hazle saber a tu elfo que estás dispuesto/a a saber más de él y a compartir conocimientos ancestrales que a buen seguro él te tiene reservados y que no pueden ponerse al alcance de cualquiera.

No hay que tener prisa... estar en contacto con tu elfo te ayudará a desaprender, pues para que su conocimiento pueda entrar, debes vaciarte, haber dejado atrás toda la confusión, ideas obsoletas y la manipulación o confusión propia de la dualidad en la que estamos inmersos. Pídele a tu elfo que te ayude a tener más claridad y cuando menos te lo esperes, lo tendrás de nuevo delante de ti. Los elfos son bellísimos y no soportan los malos olores. Ten siempre que te sea posible en casa flores frescas o alguna fragancia suave, incienso... si así lo haces y tu corazón es noble, los seres elementales de la naturaleza protegerán tu hogar.

Autora texto e ilustración: María Jesús Verdú Sacases
Texto e ilustración inscrito en el Registro de la Propiedad Intelectual
Técnica ilustración: Pastel blando y lápices de colores

11 comentarios:

AMBAR dijo...

Hoy me paseo por tu jardín de colores y leo todo, a ver si aprendo a comunicarme con ese maravilloso mundo invisible, para descanso del alma es lo ideal, relarse, y meditar.
Muy bellos tus dibujos, guardo los que me has regado, tienen un suave color que da paz.
Un buen domingo y un abrazo.
Ambar

Joaquín Galán (Jerónimo) dijo...

Precioso tu blog María Jesús.La fantasía también es importante y encierra mucha belleza.Me he sentido por momentos transportado al mundo de mi infancia,ya lejana.

Gracias por tu visita a mi blog.

Saludos muy cordiales.

Magdeli Valdés dijo...

Todo lo que di ces me llega muy profundo
gracias
de esa manera comprendo mejor mi relación interior con lo que me abraza a diario
la naturaleza viva en tantas cosas que descubro al caminar...

te dejo un gran abrazo!

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Cuando seamos totalmente pacíficos
y amantes del gran silencio interior aprendiendo a escuchar...


Gracias.
Un abrazo.

La Guardiana Del Oráculo dijo...

Cada vez me cuesta más definir si me gustan mas tus letras o tus dibujos, son tan mágicos, tan bellos...Así que me quedo con ambos.
Gracias por llenar de belleza la vida.

Duarte dijo...

Buenos consejos, para quien no está relacionado con este mundo maravilloso que nos da pruebas, una y otra vez, de como debemos comportarnos para ser felices.
Bello, o es que me fascina. O será que me dejo cautivar por tus enseñanzas?... me gusta.
Beijinhos

Kasioles dijo...

En mi interior, aún queda algo de cuando era una niña, por eso me fascina ese mundo mágico que describes, nunca es tarde para aprender.
Cariños y buena semana.
Kasioles

PEPE LASALA dijo...

Me encanta todo este mundo María Jesús, porque aunque está lleno de magia creo que contiene bastante realidad. Un fuerte abrazo amiga. @Pepe_Lasala

Rud dijo...

Oh, cielos, María Jesús, qué bonito!
Me encantan las montañas, los bosques, los sonidos del silencio, las hadas y los elfos; me siento muy tranquila, pero no puedo decir que haya visto a alguno de ellos :)
Siempre admiro tu manera de expresarte y tus dibujos aunque no siempre pueda dejar mi huella.
Un fuerte abrazo lleno de luz e ilusión

Dhayana Garcia dijo...

Hoy me siento feliz por haber encontrado esta pagina, maravillosa, divina.
Gracias Maria Jesus por regalarnos tan bellos escritos y darnos la oportunidad de disfrutar de esos seres tan bellos.

Marce HN dijo...

El mundo espiritual que a nuestro alrededor pulula es grandioso, y gran reflexión y modo de expresarlo has tenido...... es magnífico el poder aprender y reconocer que ante el mundo actual la belleza nunca se ausenta....hay que voltear.... observar....respirar y dejarnos llevar ....ellos no nos dejan...siempre están cerca.....olvidémonos de las tensiones y déjemos que su grandiosa luz nos envuelva ...Que tengan un agradable día.